Sanciones de aplicación mundial a 41 jugadores surcoreanos
© Getty Images

La FIFA confirmó el miércoles 9 de enero la imposición de sanciones a 41 jugadores de la República de Corea a consecuencia de una investigación por amaño de partidos que data de mediados de 2011.

Todos ellos han sido inhabilitados de por vida de toda actividad futbolística por las comisiones disciplinarias de la K-League y la Asociación de Fútbol de Corea (KFA). La Comisión Disciplinaria de la FIFA extendió el ámbito de aplicación de estas sanciones a todo el mundo.

Sin embargo, 21 jugadores que se entregaron voluntariamente y han expresado un profundo arrepentimiento por sus acciones tendrán la posibilidad de volver al fútbol tras superar un periodo de prueba de entre dos y cinco años.

El periodo de prueba incluye la realización de entre 200 y 500 horas de servicios comunitarios, que serán voluntarios, es decir, quienes deseen acogerse a esta opción deberán informar de ello a la K-League. El jugador debe comprometerse a realizar diversos servicios comunitarios relacionados con el fútbol, por ejemplo, dirigir sesiones de entrenamiento en los clubes juveniles y de adultos locales; participar y apoyar el fútbol para discapacitados, y apoyar las actividades actuales y futuras de lucha contra el amaño de partidos.

Quienes se acojan al periodo de prueba podrán presentar informes mensuales de sus actividades, junto con pruebas documentales de los servicios prestados (documentos escritos, fotografías o vídeos). Únicamente la KFA podrá decidir si se habilita al jugador una vez superado el periodo de prueba.

En junio de 2012, en virtud del artículo 136 y sigs. del Código Disciplinario, la FIFA amplió a todo el mundo el ámbito de validez de las sanciones impuestas por la K-League y la KFA a otros 10 jugadores involucrados en amaño de partidos.