FIFA amplía las sanciones a 58 personas vinculadas al fútbol en China
© Getty Images

La FIFA confirmó el 25 de febrero la ampliación de las sanciones disciplinarias impuestas a 58 personas involucradas en la investigación que se lleva a cabo en la RP China sobre una posible manipulación de partidos y sobornos ocurridos en 2010.

La comisión disciplinaria de la Asociación de Fútbol de China impuso sanciones a futbolistas y oficiales: 25 de ellos fueron castigados con una inhabilitación de cinco años en todas aquellas actividades vinculadas al fútbol, mientras que los 33 restantes fueron suspendidos de por vida.

De conformidad con el art. 78, apdo. 1 c), y el art. 136 y ss. del Código Disciplinario de la FIFA, el Presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha ampliado estas sanciones al ámbito internacional.

Esta decisión ha sido consecuencia de las investigaciones y los juicios llevados a cabo por las autoridades judiciales chinas entre 2010 y 2012, en los cuales la Asociación de Fútbol de China cooperó con total dedicación. Los casos objeto de las investigaciones hacen referencia a amaños sucedidos durante la década de los noventa y los primeros años de 2000.

Las sentencias pronunciadas por las autoridades judiciales chinas pusieron fin al periodo de apelación reglamentario de las primeras sentencias, dictadas en junio de 2012.

Las sanciones fueron impuestas el pasado 18 de febrero.

Al imponerlas y notificar a la FIFA al respecto, la Asociación de Fútbol de China deja clara una vez más su firme voluntad de acabar con todas las formas de manipulación de partidos y corrupción dentro del fútbol. Además, creó en marzo de 2012 un grupo de trabajo compuesto por miembros de su comisión disciplinaria y que tiene por objeto formular recomendaciones extraídas de las investigaciones llevadas a cabo.

Por su parte, la FIFA continúa trabajando codo con codo con sus asociaciones miembro en la lucha contra el amaño de partidos. Entre las iniciativas puestas en marcha, cabe mencionar los seminarios FIFA/Interpol, la firma de una declaración de integridad por parte de sus oficiales, las nuevas línea directa y dirección electrónica y la herramienta electrónica sobre el código ético.