La insignia de honor del Manchester United

Cuando el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, y su Secretario General, Jérôme Valcke, entraron el miércoles 11 de marzo en la sala de juntas de Old Trafford, fueron recibidos por varios rostros conocidos. La primera persona en dar la bienvenida a la delegación fue el Director Ejecutivo del Manchester United, David Gill, miembro de la Comisión del Fútbol de Clubes. También estaban presentes lord Triesman, Presidente de la Football Association, y sir Bobby Charlton, campeón de la Copa Mundial de la FIFA y antiguo rival del Presidente de la FIFA en el torneo Blue Stars de 1955.

Antes de que los congregados compartiesen una comida previa al partido, Gill hizo notar que había una novedad en la sala: una lista actualizada con el palmarés del equipo. En la sección central, que destaca las conquistas del United en la Premier League, el campeonato de la First Division [predecesor de la Premier League] y la Liga de Campeones de la UEFA, figura un nuevo apartado dedicado a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA y a su triunfo en Japón el pasado mes de diciembre. Simboliza el honor que para el club ha supuesto conseguir esa victoria histórica.

Con la comida ya empezada, un invitado especial subió directamente desde el vestuario del equipo local. No era otro que sir Alex Ferguson, quien saludó efusivamente a la delegación antes de posar para los fotógrafos con el Presidente de la FIFA y con Gill. Luego llegó la hora del homenaje. El primer objeto que sostuvieron con orgullo Blatter y Ferguson fue la camiseta del Manchester United, con su nuevo complemento: la insignia de campeones de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

Convertirnos en el primer equipo británico campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA fue un grandísimo honor, esta es una insignia que llevaremos con mucho orgullo. Espero que estemos en condiciones de defender el título en Abu Dhabi en diciembre.
Sir Alex Ferguson, técnico del Manchester United

El United se ha ganado el derecho a exhibir el emblema en sus camisetas hasta que suene el pitido final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2009. La insignia muestra una imagen del trofeo y el texto "FIFA World Champions 2008". El conjunto inglés sigue así los pasos del AC Milan italiano, que recibió el año pasado la edición de 2007 del distintivo.

Entonces vino una versión más grande de la insignia, y luego una medalla de oro conmemorativa. "Es fantástica", dijo Ferguson, sonriente. A continuación fue el Presidente de la FIFA quien recibió varios regalos. El primero, una camiseta titular del Manchester United, con la inscripción "Blatter 1" en la espalda. Gill sacó por último una estatuilla fabricada por encargo que simbolizaba la amistad, representando a un jugador del Manchester United y a otro del Inter de Milán dándose la mano con el balón a los pies de ambos.

El Presidente de la FIFA expresó su más sincero agradecimiento por los obsequios, aunque este momento cordial tuvo que abreviarse, ya que Ferguson tenía que regresar a sus obligaciones. Antes de despedirse, Blatter le deseó la mejor de las suertes para el encuentro, el primero en el que el Manchester United llevaba la insignia de campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA en la camiseta. Y el estreno resultó exitoso, al imponerse por 2-0, con goles de Nemanja Vidic y Cristiano Ronaldo, y clasificarse así para los cuartos de final de la Liga de Campeones.