Blatter elogia los éxitos olímpicos
© Getty Images

El Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, conversó con FIFA.com para comentar la enorme popularidad y el éxito que ha alcanzado el Torneo Olímpico de Fútbol Londres 2012.

Señor Presidente, estará encantado con la atracción que los torneos masculino y femenino de estos Juegos Olímpicos han ejercido en el público de todo el Reino Unido...
El total de aficionados que han presenciado los partidos fútbol de Londres 2012 ha batido muchos récords. Se han alcanzado cifras globales de más de un millón y medio de espectadores en los partidos masculinos y 660.000 en los femeninos. Eso significa que el fútbol ha registrado una cuarta parte del total de entradas vendidas en Londres 2012. Ha sido maravilloso recorrer el país y comprobar que la mayoría de los encuentros atraían tal cantidad de público. 
 
Conseguir que estadios del tamaño de Wembley u Old Trafford se llenen a rebosar para la celebración de una competición olímpica es estupendo para nuestro deporte. Además, los partidos se han disputado con la actitud correcta: respeto por el rival y disciplina en la forma de comportarse los jugadores sobre el terreno de juego, pero siempre con competitividad y muchas ganas de conseguir la victoria.

Los aficionados británicos se cuentan entre los más entendidos y apasionados del mundo. Así lo han vuelto a demostrar durante estos Juegos Olímpicos, en armonía con los seguidores procedentes de muchas otras naciones. Todos se han comportado con amabilidad, buen carácter y respeto mutuo, y han compartido su amor por el fútbol. 

Estos factores han propiciado el ambiente fantástico que también se respiraba en otros estadios, en Cardiff, Glasgow, Newcastle y Coventry. Tanto a mí como a mis colegas de la FIFA nos ha proporcionado una alegría y un orgullo inmensos presenciar una competición tan exitosa.

Hay quien ha puesto en tela de juicio el hecho de que algunos futbolistas muy adinerados participen en los Juegos Olímpicos. Muchos otros han argumentado que la restricción de edad que se impone en el torneo masculino resta calidad a los partidos. ¿Se han silenciado esas objeciones para siempre?
Estoy convencido de que hemos conseguido el equilibrio justo al permitir que se exhibieran los jóvenes con más talento del mundo y que unos cuantos jugadores más veteranos aportaran solera y madurez a los equipos.

Todos los jugadores han dejado claro en cada partido que deseaban participar en los Juegos Olímpicos y que colgarse una medalla figura en los primeros puestos de su lista de aspiraciones. Creo que establecer un límite de edad de 23 años es lo correcto. La limitación brinda a los jóvenes la oportunidad de participar en una competición deportiva de primera magnitud, una experiencia con un valor incalculable en su formación.

En mi opinión, este formato funciona a la perfección y seguirá existiendo. Me gustaría, sin embargo, animar a todas las asociaciones nacionales a que comprendan la importancia que los Juegos Olímpicos tienen para los futbolistas jóvenes, y a hacer cuanto esté en su mano para asegurarse de que los clubes liberen a sus mejores hombres. En este llamamiento incluyo a mi propio país, Suiza.

¿Qué opinión le merece la calidad del fútbol masculino y femenino?
He comprobado en primera persona el talento increíble que atesoran algunos. Muchas de las figuras de este torneo masculino destacarán de forma prominente cuando la Copa Mundial llegue a Brasil en 2014.

La calidad de los torneos masculino y femenino ha sido muy alta. Técnicamente, el fútbol femenino ha avanzado enormemente, y esto se debe a la pasión y a la pericia de la formación y del desarrollo del juego en todo el mundo.

Más de 71.000 aficionados se congregaron en Wembley para ver el encuentro entre la selección femenina de Brasil y la selección de Gran Bretaña, y luego más de 80.000 en la final entre Estados Unidos y Japón. ¡Fantástico! Esto no pasa porque sí. Pasa porque los seguidores saben que van a ver un partido de fútbol de gran calidad, disputado con entusiasmo y mucha técnica.

Usted lleva en los Juegos desde el primer día. ¿Cuáles han sido para usted los momentos más destacados?
Me cuesta mucho escoger un partido o a un jugador. Destacaría dos cosas: la enorme cantidad de público y el hecho de que el fútbol femenino se haya convertido en una gran atracción. Ya no es el pariente pobre. En cierta manera, el fútbol masculino puede aprender mucho de las mujeres, en lo tocante al juego limpio, la deportividad y la actitud. La gran mayoría de los partidos han derrochado emoción, suspense y pasión. 

Los Juegos me han brindado la gran oportunidad de encontrarme con viejos amigos y de hacer nuevas amistades, y la enorme alegría de presentar el proyecto conjunto de la FIFA y la campaña Kick It Out de lord Ouseley. Para la FIFA y sus socios, se convertirá en una nueva plataforma para luchar contra la discriminación en todas sus formas.

Usted ha estado presente en partidos de todas las sedes olímpicas. ¿Le han causado buena impresión las instalaciones del Reino Unido?
Sí, por supuesto. Ya había estado en muchos de estos estadios, como Wembley, el Estadio del Milenio de Cardiff y Old Trafford. Son recintos maravillosos para jugar y para ver un partido de fútbol. El público es muy apasionado, y en todo momento el espíritu olímpico era muy contagioso.

Nunca había estado en el estadio de Coventry, y me ha encantado. Fui para una jornada de dos partidos masculinos seguidos. El recinto estaba prácticamente lleno y el ambiente era excelente.

¿Qué opina de Londres 2012? ¿Han sido unos Juegos bien organizados?
Sin duda alguna, han sido un éxito rotundo. Y todo gracias a mi viejo amigo lord Coe y sus colegas del COL de los JJ.OO., que nos han deleitado con un espectáculo maravilloso. Londres es una de las mejores ciudades del mundo, y las sedes han brindado instalaciones de la más alta calidad en muchos lugares históricos.

Se trata de una combinación casi inmejorable. ¡Incluso el tiempo ha acompañado!