Dolor por el fallecimiento de Livingstone
© Getty Images

La noticia inundó de tristeza al fútbol chileno y sudamericano por igual: el martes 11 de septiembre, a los 92 años de edad, falleció Sergio Livingstone, una verdadera leyenda para la Roja. Considerado por muchos como el mejor portero que haya dado el país en todos los tiempos, el Sapo, como se lo conocía cariñosamente, ejerció con absoluto profesionalismo la labor de futbolista y periodista deportivo, rol en el que se destacó hasta cubrir los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Sacudido por la noticia, el Presidente de la FIFA Joseph S. Blatter envió una carta de condolencias al Presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), Sergio Jadue, y el Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz.

“Con sumo y hondo pesar le escribo estas líneas tras conocer la triste noticia del fallecimiento de Sergio Livingstone, quien fuera internacional con la selección de Chile desde 1941”, afirmó Blatter en referencia a la notable carrera del portero que disputó 52 partidos con la Roja, incluyendo seis ediciones de la Copa América y la Copa Mundial de la FIFA Brasil 1950.

“En nombre de la FIFA y de la familia universal del fútbol, quiero hacerle llegar nuestras condolencias a usted, a la familia chilena del fútbol y, sobre todo, a la familia, amigos y seres queridos de Sergio Livingstone”, continuó el Presidente de la FIFA quien, conmovido, deseó que sus palabras “brinden un pequeño consuelo en estas horas difíciles”.

Livingstone, considerado una de las mayores glorias deportivas de Chile, comenzó su carrera en la Universidad Católica de Chile -club en el que colgó los guantes en 1959- y ha recibido numerosos homenajes: una de las tribunas del estadio San Carlos de Apoquindo y la sala de prensa de Juan Pinto Durán, la casa de la selección chilena de fútbol en Santiago, portan su nombre.

Conocido su fallecimiento, la CONMEBOL ordenó un minuto de silencio en la previa a los cuatro partidos correspondientes a la octava jornada de las eliminatorias para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, en la que los jugadores de la Roja, además, portaron un brazalete de luto.