Conakry, segunda etapa de Blatter en África

Joseph S. Blatter sigue inmerso en la visita de trabajo que a lo largo de seis días le llevará a recorrer el continente africano. El jueves 7 de febrero de 2013, en la segunda etapa de su periplo, el Presidente de la FIFA llegó a Conakry procedente de Nuakchot. Al igual que el día anterior en Mauritania, pudo comprobar los progresos realizados en los programas de desarrollo actualmente en marcha en Guinea. Empezando por las obras de la nueva sede de la Asociación.

Tras ser recibida por el Primer Ministro, Mohamed Said Fofana, la delegación de la FIFA se trasladó a Kaloum, una de las cinco comunas que conforman la capital del país. Allí es donde está construyendo la sede de la Asociación Guineana de Fútbol con la ayuda del Programa Goal. A continuación, en un ambiente festivo y rodeados de una considerable multitud, se realizó una visita a la sede provisional de la Asociación, en el Palacio del Pueblo de Conakry.

El Programa Goal alcanza su meta
En esta etapa, de 48 horas de duración, también se inauguró el Centro Técnico de Nongo. La ceremonia contó con la presencia del Primer Ministro y del Ministro de Deportes, Sanoussy Bantama Sow, más conocido como "Kempes", quien a finales de 2012 sucedió en el cargo al exdelantero internacional Titi Camara (56 convocatorias). También asistió el Presidente de la Asociación Guineana de Fútbol, Salifou Camara.

Este centro, situado en la periferia de la capital guineana, es fruto del Programa Goal, y recientemente se ha renovado y equipado gracias a la ayuda del programa PERFORMANCE. Además está prevista la instalación de una cancha de césped artificial en el marco de una iniciativa de apoyo para las asociaciones menos privilegiadas. La FIFA, por su parte, ya ha aprobado una inversión de 550.000 dólares.

"Ya se trate del ámbito del deporte o del ámbito social, el desarrollo es un toma y daca. No puede darse en un solo sentido. Juntos podemos poner en marcha infraestructuras y programas. La FIFA supervisa y controla su progreso", declaró Blatter. "Una vez construido, es importante mantener un centro técnico como este".

Formar y conservar

El objetivo último es, por supuesto, formar jugadores, pero también conservarlos. Un ejemplo: de los 23 integrantes de la Syli National convocados para disputar la Copa Africana de Naciones 2012, solo Abdoul Aziz Keita, el portero suplente, ejercía su oficio en un club guineano, el Atlético Club de Coléah. Lejos quedan aquellos tiempos en los que equipos como el Hafia FC, triple vencedor de la Liga de Campeones de la CAF (1972, 1975 y 1977), o el AS Kaloum Star (12 títulos de liga), eran los principales proveedores de talento de la selección y brillaban en la escena continental. Impulsar el campeonato local y los clubes que lo integran es, de hecho, una de las misiones de las actividades de desarrollo de la FIFA en Guinea.

"Uno de los objetivos de la FIFA es reforzar los campeonatos nacionales, especialmente en África, para permitir a los jugadores ganarse la vida en sus países sin necesidad de lanzarse a la aventura en Europa. Son muchos los que se dejan seducir por los cantos de sirena europeos. Y muchos acuden a la llamada, pero pocos son los que se quedan", apuntó el Presidente de la FIFA. Nombrado Gran Oficial de la Orden Nacional del Mérito de la República de Guinea, Baltter continuará su periplo africano el viernes en Botsuana.