Anteriores Presidentes de la FIFA
© AFP

Ocho presidentes han dirigido la FIFA desde su fundación en 1904. Desde el francés Robert Guérin al actual ocupante del cargo, Joseph S. Blatter, pasando por Jules Rimet, fundador de la Copa Mundial de la FIFA, cada presidente ha contribuido al crecimiento y desarrollo del deporte más popular del mundo.

Robert Guérin (Francia): 1904-1906
Nacido en 1876, fallecido en 1952

El francés Robert Guérin fue el impulsor y el responsable de la fundación de la FIFA en 1904. Periodista del rotativo Le Matin, Guérin participaba activamente en el fútbol por su papel como secretario del Departamento de Fútbol de la Union Française des Sociétés des Sports Athlétiques. Él fue quien reunió en París a los representantes de las siete primeras naciones miembros para la firma del acto fundacional de la FIFA y del acuerdo de los primeros estatutos de la organización. El 23 de mayo de 1904, Guérin fue elegido Presidente en el primer Congreso de la FIFA y ocupó el cargo durante dos años, durante los cuales se sumaron al proyecto otras ocho asociaciones nacionales, incluida la inglesa.

Daniel Burley Woolfall (Inglaterra): 1906-1918
Nacido en 1852, fallecido en 1918
Daniel Burley Woolfall, directivo de la Asociación Inglesa de Fútbol, se propuso como principal objetivo de su presidencia la instauración de un reglamento uniforme en el fútbol internacional. Durante su cargo, la aplicación de las Reglas del Juego, establecidas conforme al modelo inglés, se hizo obligatoria, al tiempo que se alcanzó una definición clara de la normativa aplicable en los partidos internacionales. Woolfall también desempeñó un papel destacado en la organización de la primera competición internacional de fútbol digna de mención, en los Juegos Olímpicos de 1908 disputados en Londres. Durante su mandato se aprobó la incorporación de los primeros miembros no europeos (Sudáfrica, Argentina, Chile y Estados Unidos), pero su ejercicio se vio interrumpido por el estallido de la I Guerra Mundial. Woolfall fue Presidente de la FIFA hasta su muerte, acaecida en 1918.

Jules Rimet (Francia): 1921-1954
Nacido en 1873, fallecido en 1956

(Nombrado Presidente Honorario de la FIFA el 21 de junio de 1954)
Cuando el trofeo de la Copa Mundial de la FIFA fue rebautizado en honor de Jules Rimet en 1946, fue en justo reconocimiento a la labor que había desempeñado el francés (que por entonces celebraba el 25º aniversario de su nombramiento como Presidente) en la organización de lo que muy pronto se convertiría en la máxima competición de la disciplina. Rimet, inspirado por el éxito del Torneo Olímpico de Fútbol, fue el principal promotor de la creación de la Copa Mundial de la FIFA en 1930. Él supervisó las cinco primeras ediciones antes de entregar "su" trofeo por última vez al capitán de Alemania Occidental, Fritz Walter, en junio de 1954. Ese mismo mes, el entonces octogenario puso fin a su presidencia, durante la cual la cantidad de naciones participantes pasó de 20 a 85, y se convirtió en el primer Presidente Honorario del organismo rector del fútbol mundial.

Rodolphe William Seeldrayers (Bélgica): 1954-1955
Nacido en 1876, fallecido en 1955
Rodolphe William Seeldrayers fue un deportista de talento que ayudó a fundar la Asociación Belga de Fútbol para, a continuación, destacarse en los campos de la dirección y del periodismo deportivos. Sirvió en el Comité Olímpico Internacional y ejerció el cargo de Vicepresidente de la FIFA durante más de un cuarto de siglo, antes de suceder a Jules Rimet. Seeldrayers gestionó la celebración del 50º aniversario de la FIFA en 1954, pero falleció en el cargo al año siguiente.

Arthur Drewry (Inglaterra): 1955-1961
Nacido en 1891, fallecido en 1961
Arthur Drewry sirvió como Presidente interino de la FIFA durante seis meses tras la muerte de Rodolphe William Seeldrayers y, a continuación, fue elegido Presidente de pleno derecho tras las votaciones celebradas en junio de 1956. Junto con Stanley Rous, apoyó con entusiasmo los esfuerzos de Jules Rimet por reintegrar a las asociaciones británicas al seno de la FIFA en 1946. Asimismo sirvió como Presidente de la Liga de Fútbol y de la Asociación de Fútbol de Inglaterra. Durante los cerca de cinco años que Drewry ocupó el cargo de Presidente, desde su elección en 1956 hasta su fallecimiento en marzo de 1961, se celebró la Copa Mundial de la FIFA Suecia 1958.

Stanley Rous (Inglaterra): 1961-1974
Nacido en 1895, fallecido en 1986
(Nombrado Presidente Honorario de la FIFA el 11 de junio de 1974)
Stanley Rous ya había realizado una admirable contribución al fútbol dentro y fuera de los terrenos de juego antes de ser nombrado Presidente de la FIFA. Como árbitro de primera categoría, arbitró la final de la Copa de Inglaterra así como 36 partidos internacionales. Luego, tras ocupar el cargo de Secretario de la Asociación Inglesa de Fútbol, ayudó a redactar las nuevas Reglas del Juego en 1938, en tanto su paciencia y sus dotes diplomáticas propiciaron la reincorporación de las asociaciones británicas a la FIFA en 1946. Rous fue el tercer Presidente inglés de la FIFA cuando tomó las riendas en 1961 y, durante su periodo en el cargo, la Copa Mundial de la FIFA se transfiguró en un espectáculo televisivo de magnitud planetaria, especialmente a partir del certamen de México 1970, que fue retransmitido en color al mundo entero. Cuatro años antes, había sido testigo de la coronación de su país en su propio feudo.

João Havelange (Brasil): 1974-1998
Nacido en 1916
(Nombrado Presidente Honorario de la FIFA el 8 de junio de 1998)
Los 24 años de João Havelange al frente de la FIFA fueron un periodo de cambios significativos, especialmente en la promoción y la expansión de la Copa Mundial de la FIFA, que pasó de ser una competición entre 16 selecciones a otra el doble de grande para cuando el brasileño se retiró en 1998. Nadador y jugador de waterpolo olímpico en sus años jóvenes, Havelange logró sus mayores éxitos como administrador futbolístico al universalizar el deporte rey a través de vastos programas de desarrollo y de favorecer la participación en la escena mundial de equipos procedentes de Asia, África y la CONCACAF, que en 1974 tenían que disputarse la única plaza disponible para todos ellos. En las oficinas centrales de la FIFA en Zúrich trabajaban 12 empleados cuando Havelange asumió el cargo. Esa cifra se multiplicaría casi por diez con el crecimiento de las responsabilidades organizativas y los intereses comerciales que surgieron a raíz de la introducción de nuevos certámenes, como los campeonatos mundiales sub-17 y sub-20 a finales de la década de 1980, y la Copa FIFA Confederaciones y la Copa Mundial Femenina de la FIFA a principios de los años noventa.

Joseph S. Blatter (Suiza): 1998-presente
Nacido en 1936
Joseph S. Blatter ya había trabajado para la FIFA durante 23 años antes de ser elegido Presidente del organismo rector del fútbol mundial el 8 de junio de 1998. Como Director Técnico desde 1975 a 1981, planeó e implementó un importante programa de desarrollo con el fin de universalizar el fútbol conforme a la visión del entonces Presidente João Havelange. Tras desempeñar durante nueve años el cargo de Secretario General, luego de su nombramiento en 1981, y después el de Director General antes de suceder al brasileño, Blatter intervino activamente en la organización de cinco citas mundialistas a partir del certamen de España 1982. Además, ejerció una influencia notable en muchos aspectos del deporte rey, como las Reglas del Juego, el arbitraje o el desarrollo técnico.

El suizo fue además responsable de la vigente asociación de la FIFA con Aldeas Infantiles SOS, iniciada en 1994, y desde su elección ha seguido ampliando la contribución humanitaria de la organización mediante la firma de una alianza con UNICEF. Después de ser reelegido como Presidente el 29 de mayo de 2002, Blatter ha seguido engrosando la lista de competiciones de la FIFA con la inauguración de la Copa Mundial de Clubes, y los campeonatos mundiales de fútbol playa y futsal. Asimismo, ha sido uno de los principales artífices de la comisión ética independiente y los grupos de trabajo "For the Good of the Game", así como del Programa de Asistencia Financiera y del proyecto Goal.

Blatter también impulsó la construcción de la nueva sede de la organización, la llamada Home of FIFA. El 31 de mayo de 2007, fue reelegido sin oposición para desempeñar un tercer mandato. Sus principales metas para ese periodo fueron la celebración exitosa de la primera Copa Mundial de la FIFA en suelo africano, concretamente en Sudáfrica en el año 2010, y dar prioridad a las responsabilidades sociales de la FIFA y del fútbol.

El 1 de junio de 2011, el 61º Congreso de la FIFA volvió a renovarle la confianza eligiéndolo Presidente para un cuarto mandato.