Powar: "El fútbol debe ser integrador"
© FIFA.com

Piara Powar es el Director Ejecutivo de la red FARE (Fútbol contra el Racismo en Europa), una organización que lucha por la erradicación de toda forma de discriminación en Europa: en los estadios, sobre el terreno de juego, en la administración del fútbol y en la formación y educación deportiva.

Actualmente se está celebrando la iniciativa Semanas de Acción de la FARE. Las Semanas de Acción de la FARE se han creado para unir a los aficionados, a los clubes, a las minorías étnicas y a las comunidades que sufren diversas formas de discriminación en todo el continente, en un esfuerzo coordinado por convertir la discriminación en una lacra del pasado.

FIFA.com ha conversado con Powar sobre las Semanas de Acción y los cambios que están produciéndose en la lucha contra la discriminación en el fútbol.

Señor Powar, las Semanas de Acción de la FARE no buscan sólo que los jugadores porten brazaletes con mensajes durante ciertos partidos de la Liga de Campeones de la UEFA. ¿Qué propósito persiguen, y en qué consisten en esta ocasión?
Unimos a la comunidad del fútbol, desde la categoría de élite y las ligas nacionales hasta los colegios, pasando por las autoridades locales y las asociaciones juveniles. Precisamente es en el fútbol base donde se desarrolla la mayor parte de nuestras actividades. Algunas de ellas se celebran a pequeña escala, pero otras son bastante amplias y cuentan con la participación de muchísimas personas. Enviamos un llamamiento para entrar en acción, informamos a la gente de las fechas y otorgamos pequeñas subvenciones. Queremos contribuir a que las comunidades dispongan de un amplio programa de actividades.

¿Qué actividades le han parecido más sobresalientes desde un punto de vista estrictamente personal?
Hay un grupo de Georgia llamado Droni, que reunirá en el estadio de su localidad a jóvenes de un asentamiento de personas internamente desplazadas (IDP), para celebrar todos juntos la música, el fútbol y el arte. Los jóvenes elaborarán una pancarta que se colgará en su campamento. Actividades como ésta hacen posible que la juventud participe en el fútbol de una forma en la que normalmente no lo haría.

La red FARE se fundó en 1999. Desde entonces, ¿qué grandes pasos cree que se han dado en la lucha contra la discriminación?
Creo que existe una mayor concienciación sobre las dificultades a las que se enfrenta el fútbol. Los problemas sociales se reflejan en el seno del fútbol. Tenga en cuenta que hay muy pocos acontecimientos capaces de reunir a 50.000 o 60.000 personas en un solo lugar de forma regular, de manera que los problemas de la sociedad se repiten en ese entorno. Por consiguiente, nos permite darnos cuenta de las medidas administrativas y normativas que debemos adoptar, así como de las informativas y formativas. Podemos utilizar el fútbol como herramienta educativa. Se trata del deporte más importante del mundo y es capaz de saltar las divisiones étnicas y raciales para unir a todas las personas.

¿Y cuáles son los grandes desafíos a los que nos enfrentaremos en los próximos años?
En realidad son dos. Actualmente atravesamos una crisis económica en todo el mundo, y mucha gente está sufriendo. Por desgracia, cuando se producen dificultades financieras, existe la tendencia a culpar a los forasteros y con ella llegan los peligros. Debemos tratar de impedir que todo esto se reproduzca en el ámbito futbolístico. En segundo lugar, los sitios a los que se dirigen actualmente las competiciones internacionales plantean nuevos retos. Llevar el fútbol a nuevos territorios puede comportar problemas, y debemos abordarlos. Hay que asegurarse de que el fútbol sea lo más integrador posible. En este sentido, la FIFA ha dado el importante paso de nombrar por primera vez a una mujer para su Comité Ejecutivo. Esto envía al mundo un mensaje muy poderoso.

La FIFA y la FARE llevan colaborando desde el año 2006. ¿De qué manera diría usted que las dos organizaciones se han ayudado mutuamente?
La más obvia se ha producido con los mensajes simbólicos que la FIFA ha difundido en sus competiciones. Estuve en Sudáfrica durante las Jornadas del Fair Play, y los anuncios recibieron una acogida maravillosa en el interior de los estadios. Enviaban al mundo el mensaje de que la FIFA, en calidad de organismo rector del fútbol mundial, estaba dispuesta a luchar contra todo tipo de discriminación. La FARE mantiene un contacto continuo con el Departamento de Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA. Compartimos ideas, lo que supone un aprendizaje fantástico para ambas partes.

¿Qué pueden hacer los lectores de este artículo para contribuir a la lucha contra la discriminación?
Ofrecemos muchas oportunidades para participar. La más evidente son las Semanas de Acción. Confío en que los lectores de FIFA.com se involucren en ellas el año que viene. Buscamos continuamente la manera de formar asociaciones con diversos grupos en las diferentes naciones. Nuestro juego se llama colaboración y los nuevos colaboradores son siempre bienvenidos. Los lectores también pueden seguirnos en twitter @farenet, para obtener más información y enterarse de todas las noticias; o hace clic en Me gusta en nuestra página de Facebook. En esta época de las redes sociales, se trata de dos herramientas muy importantes, porque mantienen a la gente en contacto y nos permiten enterarnos de cuántas personas siguen nuestro movimiento y el alcance que éste tiene.