“Marcar un gol siempre te deja un buen sabor de boca, pero marcar uno de bellísima factura te produce una emoción increíble. Sabes que, durante años y años, la gente se acercará a ti para hablar de ese gol”. 

Son las palabras que pronunció Ferenc Puskas a raíz de su maravillosa anotación en la memorable victoria de Hungría (6-3) contra Inglaterra en 1953. Se trata de uno de los tantos más impresionantes en la colección de un hombre adorado por la serie de goles asombrosos que regaló al mundo. Fue tal la brillantez de Puskas como goleador, que la FIFA decidió bautizar con su nombre el premio que concede al mejor gol de cada año. Cristiano Ronaldo se convirtió en el primer jugador que tomó en sus manos el Premio Puskas de la FIFA, por el cañonazo imparable que anotó para el Manchester United en un partido contra el Porto. El año pasado, Hamit Altintop recibió tal honor, gracias a la volea sensacional que marcó con la selección de Turquía en Kazajstán.

Algunos de los diez candidatos que aspiran a suceder a este par de magníficos son también famosos por sus imponentes dianas. Dejan Stankovic, a quien Roberto Mancini alabó en cierta ocasión como el realizador de los goles más fantásticos del mundo, se ha ganado la inclusión en la lista por la volea excepcional, lanzada desde la línea de medio campo, contra el Schalke en la Liga de Campeones de la UEFA. También figura entre los aspirantes de este año el zapatazo de Zlatan Ibrahimovic desde 30 metros que otorgó al AC Milan un punto en Lecce el pasado mes de enero. “Fue un gol imposible, pero Ibrahimovic hizo que pareciera facilísimo”, declaró el entrenador de los rossoneri, Massimiliano Allegri, tras el encuentro.

Si Lionel Messi añadiera otro trofeo a su envidiable palmarés, se lo debería a Andrés Iniesta. Cuando el Barcelona iba perdiendo por 2-1 en el global de la eliminatoria contra el Arsenal, en la vuelta de octavos de la Liga de Campeones de la UEFA, el mediocampista de la selección española, de 27 años, recurrió a un majestuoso juego de piernas para superar a un contrario, dejo atrás a otro con pasmosa facilidad y envió un pase medido al argentino. Para completar el trabajo, Messi le hizo un magistral sombrero al guardameta Manuel Almunia y transformó el 1-0 de la noche, el mismo que encarriló al Barça a cuartos de final.

“No sé cómo se las ingenió para superarme”, recordaba un impresionado Almunia. "Messi es de otro planeta”. Pep Guardiola elogió también al argentino: “Iniesta ha estado fantástico en la conducción, pero hay que tener la pausa para levantar el balón y lograr ese gol”.

A veces he acertado disparos como ése en los entrenamientos, pero transformarlo en un partido de aquella magnitud fue muy gratificante.

Heather O’Reilly, jugadora estadounidense.

Giovani dos Santos, aquel muchacho que saltó a la fama con golazos de antología para la selección sub-17 de México, brindó al mundo su obra maestra en una gran final. Cuando El Tri iba ganando por 3-2 a Estados Unidos en la emocionante conclusión de la Copa Oro de la CONCACAF, Dos Santos dejó sentado al guardameta Tim Howard para, acto seguido, sentenciar la victoria de los suyos por 4-2.

También Estados Unidos se encuentra representada en las candidaturas para el Premio Puskas de la FIFA, con el proyectil de Heather O’Reilly que rompió el cerrojo en la derrota por 3-0 de Colombia durante la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011™.

La mediocampista de 26 años de edad comentó: "A veces he acertado disparos como ése en los entrenamientos, pero transformarlo en un partido de aquella magnitud fue muy gratificante. Me honra verme incluida entre estos jugadores excepcionales, y además me siento realmente orgullosa de que aparezca una mujer en la lista".

Neymar dejó al mundo con la boca abierta con el golazo excepcional que subió al marcador el 3-0 para el Santos contra el Flamengo, en un partido que O Peixe acabó perdiendo por 5-4. El joven fenómeno se hizo con un balón en la banda izquierda, superó con pericia a varios defensas, brindó un extraordinario ejemplo de su arte para internarse en el área penal y batió la meta rival.

Otro ejemplo pasmoso de maestría permitió a Benjamin de Ceulaer entrar en el grupo de aspirantes al Premio Puskas de la FIFA. En un partido de la liga Jupiler contra el Club Brujas, el extremo del Lokeren controló un centro elevando el balón, dejó estupefacto al rival con su destreza y metió el balón por el techo de la red.

Una chilena impresionante de Wayne Rooney en el minuto 78 otorgó la victoria al Manchester United sobre el eterno rival, el Manchester City. Alex Ferguson la consideró el mejor gol que había visto en sus 25 años en Old Trafford. "¡Asombroso!", exclamó el entrenador de los Diablos Rojos. "La ejecución fue excepcional”.

Julio Gómez también figura en el elenco por una preciosa tijera, y además decisiva. El tanto del extremo de México, surgido en el último minuto de una semifinal de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, otorgó a su nación la victoria por 3-2 sobre Alemania. Y todo esto con un aparatoso vendaje en la cabeza luego de haber sufrido un doloroso choque en el encuentro.

Gómez explicó a FIFA.com: “El médico me dijo: ‘Tienes que salir de la cancha, no puedes seguir jugando’, pero yo sabía que no nos quedaba ninguna sustitución por hacer y no estaba dispuesto a dejar a mi equipo en inferioridad numérica. Así que le respondí: ‘Véndeme la cabeza, haga lo que quiera, que yo voy a seguir’. Siempre se sueña con marcar goles importantes, pero éste los supera a todos”.

Rooney y Gómez no son los únicos jugadores que se han ganado un hueco en la lista por sus chilenas, aunque la identidad del tercero sorprenderá a más de uno. Si bien el nombre de Lisandro López se asocia inmediatamente con goles, el autor de la chilena no es el delantero del Lyon, sino un futbolista de Argentina más conocido por acciones defensivas. López, el joven central argentino, firmó su obra maestra para Arsenal en un partido contra Olimpo.

“Me siento orgulloso y contento de que mi gol se halle entre los diez mejores del mundo este año”, declaró López, de 22 años, a FIFA.com. “Cuando me enteré, me sorprendió, porque cada semana se meten cientos de goles en todo el planeta, y que nombren precisamente el mío parece increíble, especialmente porque soy defensor. Fue un centro por alto, extremadamente poderoso para el remate. Cuando comprendí que no podía cabecearlo, pensé que lo mejor era intentar la chilena. ¡Gracias a Dios entró! Si tuviera que elegir uno, elegiría el mío, claro; pero me quedo con el de Messi, por la forma en la que decide lo que va a hacer y lo ejecuta al instante, y porque es el mejor jugador del mundo”.

A López no le toca decidir el resultado. Te toca a ti y a todos los usuarios de FIFA.com y de francefootball.fr. ¿A qué estás esperando? Repasa los diez goles y vota ya en el enlace que ves al final de la columna de la derecha.