Su concesión a un Nobel de la Paz, a una actriz de Hollywood y a una reina pionera supone una clara demostración de que la Distinción Presidencial de la FIFA premia los grandes logros alcanzados fuera de los terrenos de juego. En ocasiones, sin embargo, las gestas protagonizadas en los estadios de fútbol son sencillamente demasiado incontestables para pasar inadvertidas.

Por esa razón, hace cuatro años, coincidiendo con el 50º aniversario de su debut profesional, Pelé recibió el galardón por su contribución extraordinaria al deporte con el que ha quedado asociado para la eternidad como uno de sus grandes nombres. Esta noche, diez años después de la introducción de la Distinción Presidencial de la FIFA a instancias del entonces y actual presidente, Joseph S. Blatter, se reconoce por fin la aportación magnífica de un hombre que será por siempre uno de los mejores entrenadores que el fútbol haya dado jamás al mundo. 

"El fútbol de elite es acerca de resultados y triunfos. No hay uno mejor que él. En un mundo donde los entrenadores tienen que producir resultados rápidos o son cambiados, su longevidad es un claro ejemplo. Estabilidad, continuidad y confianza hablan por él", declaró Joseph S. Blatter.

Sir Alex, el eterno
Si 2007 fue un año memorable para Pelé, 2011 lo fue para Alex Ferguson, tanto personal como profesionalmente. El insaciable técnico escocés, nacido en Glasgow, celebró su 70º cumpleaños junto con su 25º aniversario en el banquillo del Manchester United. Se trata de una hazaña increíble, pues no hay que olvidar que durante este tiempo otros tres grandes del fútbol, el Real Madrid, Inter de Milán y Bayern de Múnich, han tenido respectivamente 24, 18 y 14 entrenadores diferentes.

Ferguson conmemoró tamaña efeméride conquistando su 12º título de la Premier League, un total que ha llevado a los Red Devils a superar al Aston Villa, Everton, Arsenal y Liverpool (al que desbancó por fin en mayo) y establecer en solitario el récord de 19 campeonatos de liga conquistados. La transformación que efectuó Ferguson en aquel equipo en decadencia que heredó en 1986 queda demostrada también en las dos Ligas de Campeones de la UEFA, otros tantos títulos del mundo y cinco Copas de Inglaterra.

Bobby Charlton ha declarado: “Los del Manchester United tenemos la suerte, la grandísima suerte, de haber vivido 25 años en la gloria. Cada temporada esperamos ganar algo y normalmente lo conseguimos. Y esto se lo debemos al entrenador, a nadie más”.

“Hemos disfrutado de un éxito fenomenal. Ferguson ha conquistado tantos títulos que pasará sin duda a la historia como el mejor entrenador de fútbol de todos los tiempos. Y yo diría más. En el deporte, en ningún deporte, nadie ha logrado más que él”.

Histórica trayectoria
Ferguson se hizo un nombre como entrenador en el East Stirlingshire y el St. Mirren, antes de firmar por el Aberdeen en 1978. Los

Dons acababan de ganar el título de la máxima división escocesa por primera vez desde su fundación en 1903. Durante sus ocho felices años en el equipo, Ferguson lo condujo a la conquista de tres campeonatos de liga, cuatro Copas de Escocia y la Recopa de la UEFA.

Este ex delantero disfrutó de una breve estancia en el puesto de seleccionador de Escocia tras la muerte de su mentor, Jock Stein, en 1985. Dejó el cargo después de la Copa Mundial de la FIFA México 1986™ y aterrizó en Old Trafford. Pese a sus titubeantes comienzos, Ferguson y el Manchester United han monopolizado la era de la Premier League, donde han conquistado 12 de los 19 títulos posibles y han amasado 204 puntos más que su más cercano perseguidor, el Arsenal. “No conozco a nadie que haya entrenado 25 años al mismo equipo en la máxima categoría”, declaró Arsene Wenger, técnico de los Gunners. “Es algo tan excepcional que está claro que nadie lo repetirá”.

A lo largo de 2011, también desde el extranjero han ido llegando homenajes a su persona. José Mourinho comentó: “Sir Alex es un entrenador excepcional en la historia del Manchester United, sir Alex es un entrenador excepcional en la historia del fútbol inglés y sir Alex es un entrenador excepcional en la historia del fútbol europeo”.

Y excepcionalmente, sir Alex Ferguson es ya el único hombre que recibe la Distinción Presidencial de la FIFA por su trabajo de entrenador.

"Esto es muy apreciado. No importa cuántos honores yo reciba, lo siento como si fuera un reconocimiento a 25 años de Manchester United. Ellos siempre compartieron mi visión y mi pasión. He sido un entrenador con mucha suerte. Eso hace al ManU un equipo especial. El coraje para jugar y el coraje para intentar y ganar es más importante que cualquier cosa", declaró el entrenador del Manchester United.