Un total de 150 partidos internacionales y cinco ediciones de la Copa Mundial de la FIFA figuran en el palmarés del alemán que más partidos ha jugado con la Mannschaft. Lothar Matthaeus capitaneó además a la selección de su país que conquistó el título mundialista en 1990 en Italia. Al año siguiente nadie se sorprendió de que fuera designado Jugador del Año.

El otrora dorsal número 10 del conjunto germano, que ahora tiene 51 años, es una de las figuras más señeras que ha deparado el fútbol alemán. Antes de la Gala del Balón de Oro de la FIFA 2012, que el 7 de enero de 2013 se escenificará en el Palacio de Congresos de Zúrich, Matthaeus habló en exclusiva con FIFA.com.

Señor Matthaeus, ¿por qué la Gala del Balón de Oro de la FIFA significa tanto?
Basta echar un vistazo a la lista de candidatos para darse cuenta enseguida de la razón. Quien es elegido mejor futbolista o entrenador del mundo por periodistas y expertos en la materia es porque se lo merece. Se trata de una distinción indiscutible, que ya nadie le podrá arrebatar. Recibir ese trofeo en ese escenario, rodeado de los mejores futbolistas del planeta, es un reconocimiento incomparable de la propia valía, que suscita en el elegido un orgullo inmenso.

¿Qué recuerdos y emociones asocia usted a su nombramiento como Futbolista del Año 1991?
Me enorgullezco cuando rememoro aquel nombramiento, como es natural. Porque significa que pertenezco al reducidísimo círculo de los mejores futbolistas de todos los tiempos, y que poseo el mismo rango que los mayores y mejores deportistas que ha dado de sí el fútbol. De ahí que me sienta muy feliz y muy agradecido por haber recibido semejante galardón.

¿Quién merece ganar el Balón de Oro de la FIFA 2012?
A mi modo de ver, actualmente hay muchos futbolistas excepcionales que no lo desmerecerían. A lo largo del último año en el fútbol de clubes nos han encandilado sobre todo Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, que han establecido marcas goleadoras increíbles. Sin embargo, ninguno de los dos ha podido revalidar esos éxitos y grandes actuaciones con sus selecciones nacionales. Por eso creo que el Balón de Oro de la FIFA 2012 debería ser para un español. Yo me inclino por Xavi e Iniesta. No han destacado tanto por su registro de goles como Ronaldo y Messi, pero los dos están acumulando título tras título, tanto con su club como con la camiseta nacional; y conforman el corazón de ambos equipos, cuyos hilos manejan. Es lo que volvieron a demostrar de manera impresionante en la última Eurocopa.

¿Y quién es para usted el Entrenador del Año?
A los entrenadores sólo se les puede medir por los títulos. Cuanto más numerosos y más importantes sean, mejor. Por eso aquí también me decanto por un español. Vicente del Bosque ha ganado todo lo que se puede ganar con la selección española y por eso es mi favorito. También José Mourinho triunfó en la liga española con el Real Madrid y es por tanto otro de mis elegidos. Como tapado, yo nombraría a Juergen Klopp, que con el Borussia Dortmund ha conseguido desafiar la hegemonía del Bayern en Alemania al adueñarse el año pasado del doblete de la Liga y la Copa nacionales. Otro digno candidato es Roberto Di Matteo, que se adjudicó la Liga de Campeones de la UEFA con el Chelsea y actualmente sigue manteniendo a los Blues en lo alto de la Premier League. Pep Guardiola, por supuesto, ha cambiado la concepción de lo que es el fútbol moderno en los últimos años. Sin embargo, en 2012 sólo ha estado en activo seis meses, lo cual le quita toda opción de ser elegido entre los tres primeros.

¿Qué posibilidades cree que tienen los candidatos alemanes, es decir, Mesut Oezil, Manuel Neuer, Juergen Klopp, Jupp Heynckes y Joachim Loew?
Mesut Oezil y Manuel Neuer son jugadores fuera de serie, pero aún no están arriba del todo. Un puesto entre los 10 mejores ya sería un gran logro para ellos, dada la lista de los nominados. Al portero alemán sencillamente le faltan los títulos necesarios para desempeñar un papel relevante en esta votación. Por otro lado, Neuer de vez en cuando sufre bajones en su rendimiento, como se ha visto en los últimos tiempos. Con la selección nacional, en concreto, ha concedido demasiados goles. Oezil al menos pudo ganar el campeonato español con el Real Madrid, y por ende, creo yo, tiene más probabilidades de quedar entre los 10 primeros.