Durante bastante tiempo, estuvo bastante claro quién era el mejor lateral izquierdo del mundo. Resultaba difícil encontrar a alguien que no coincidiese con el nombre de Roberto Carlos.

Es una pena que, por aquel entonces, no existiese el premio FIFA/FIFPro World XI para designarlo oficialmente como tal en la Gala del Balón de Oro de la FIFA. Probablemente a los electores les resultaría más fácil elegir a su carrilero zurdo que al propio brasileño confeccionar su selección mundial del año 2012, un once de vocación claramente ofensiva, en una animada charla con FIFA.com:

La pregunta inevitable en esta época del año: ¿quién merece ser Balón de Oro de la FIFA 2012?
Bueno, todo el mundo habla mucho de Messi, claro, pero creo que lo ha ganado tantas veces que en el estante de trofeos de su casa ya no cabe ninguno más. Entonces, ahí va: yo votaría a Cristiano Ronaldo. Es un jugador que consigue marcar la diferencia de varias maneras, en diferentes situaciones de ataque. Merece otro más.

Hablando de merecimientos, hay mucha gente que lo señala a usted como uno de los grandes futbolistas de su generación que nunca recibió el premio. ¿Está de acuerdo con ese análisis?
Pues sí, en 2002 me topé con Ronaldo, y me robó el trofeo (risas). No sé qué es lo que veía tanto en mí esa gente (risas). Pero, en serio, creo que encadené, sí, una secuencia de seis o siete años en los que fui el mejor en mi posición, y eso es algo de lo que estoy muy orgulloso. Pero, sin embargo, está claro que aquella generación tenía una cantidad increíble de gente de mucho talento, y, más aún, de gente que jugaba del mediocampo para arriba, un sector al que tiende a prestarse más atención.

¿Quién sabe si ahora, que va a ser usted técnico, no consigue un premio al Entrenador Mundial de la FIFA?
(risas) ¡A ver si es verdad! Dejemos que al menos dé el primer paso, porque todavía me falta mucho para pensar en eso siquiera.

Y, en esa categoría, ¿para quién sería su voto?
Bueno, como Guardiola se ha ido del Barcelona, creo que le daría el premio a José Mourinho. Un plantel así es más difícil de gestionar que una gran selección, eso es algo que yo sé muy bien. En mi época en el Real Madrid, trabajé con Fabio Capello, que hizo una labor sensacional. Cuando uno se fija en los resultados, ve que Mourinho tiene un gran mérito y sabe hacer frente a esa situación.

Pasemos, entonces, al que sería su FIFA/FIFPro World XI...
Vamos allá: Casillas, Daniel Alves, Thiago Silva, David Luiz y Marcelo. En el mediocampo, Xavi, Xabi Alonso, y Ribéry y Van Persie atrasados. Arriba Neymar, Messi y... Cristiano Ronaldo...

¡Pero así son 12!
Pues sí, calma, entonces: dejemos a Xabi Alonso de opción en el banco para que pueda entrar Cristiano Ronaldo. ¡Falta Iniesta! Entonces, hacemos así, quitamos a David Luiz y alineamos a Daniel Alves, Thiago Silva y Marcelo. El Barcelona juega así, con tres defensas, ¿por qué no voy a poder yo? (risas)

Por lo tanto, queda: Casillas, Daniel Alves, Thiago Silva y Marcelo; Xavi, Ribéry, Van Persie e Iniesta; Messi, Neymar y Cristiano Ronaldo, ¿no es así?
Así es.

Por lo que se ve, podemos esperar un Roberto Carlos ofensivo como técnico, ¿no?
(risas) Claro. Con que me den un equipo como este, allá voy.