Se trata sin duda de una de las mejores futbolistas del mundo y un modelo a seguir no solo para sus compañeras más jóvenes. Hablamos de Abby Wambach, que el año pasado ganó con Estados Unidos el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino. Con sus cinco goles, Wambach resultó clave en el éxito del combinado norteamericano y se ha proclamado Jugadora Mundial de la FIFA del año 2012 con total merecimiento.

“Es fantástico. Pocas veces en mi vida me había quedado literalmente sin palabras, pero la verdad es que hoy no sé muy bien qué decir. Debo reconocer que lo primero que pensé cuando Hope (Solo) anunció mi nombre fue que se había equivocado. Estaba segura de que Alex (Morgan) se iba a llevar el premio”, declaró emocionada Wambach a FIFA.com.