Marta, la reina de la tierra del fútbol
© Getty Images

A principios del siglo XXI, el Brasil cinco veces campeón del mundo ya era considerado el país del fútbol y, como tal, tenía su rey, Pelé. Para que el escenario estuviese completo, faltaba una reina digna de ese nombre y capaz de acercar el nivel del fútbol femenino al del masculino. A pesar de las dificultades de su infancia dura en Dois Riachos, en el Estado de Alagoas, y de los prejuicios contra la práctica del fútbol por parte de las niñas, Marta Vieira da Silva ha cumplido pronto y sobradamente su destino.

A los 14 años, Marta se fue a Río de Janeiro para probar suerte como profesional. Destacó tanto que a los 18 la contrató el Umeå IK sueco. A esa edad ya se había convertido en una de las figuras de la selección brasileña que se colgó la medalla de plata en Atenas 2004. Era el comienzo de algo que pasaría a ser una constante: una acumulación de premios individuales para la número 10, que conducía al mismo tiempo a Brasil hacia los primeros lugares del podio de los grandes torneos. El reconocimiento, inevitable, se produjo en forma de récord: durante cuatro años consecutivos, entre 2006 y 2009, la brasileña se llevó a Alagoas el trofeo de Jugadora Mundial de la FIFA.

Momentos destacados de 2010
A sus 24 años, Marta posee un palmarés que sería la envidia de muchos deportistas que ya han puesto fin a sus carreras. En 2010 le ha añadido el título de la WPS, la liga estadounidense, obtenido con el FC Gold Pride. Además, por segunda temporada consecutiva, ha sido la principal artillera y mejor futbolista del certamen. El broche a este año llegó con los colores de la Seleção: como siempre, fue la gran protagonista del equipo en el Sudamericano Femenino, y Brasil obtuvo un puesto en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011 sin conocer la derrota en toda la campaña.

Números que hablan
9:
los goles anotados por Marta en siete partidos de la competición preliminar de la zona sudamericana para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011, que le valieron el título de máxima goleadora y mejor futbolista del torneo.
 

Sus frases en 2010
“Claro que tengo esperanzas de poder luchar otro año por el título de Jugadora Mundial, aunque siempre digo que en realidad también es un premio colectivo, ya que una nunca gana nada sola”, sobre sus opciones de conquistar por quinta vez el título de Jugadora Mundial de la FIFA.

“Las expectativas de Brasil respecto a 2011 han aumentado, después del periodo de entrenamiento y de competición que culminó con el título sudamericano. Ahora solo pensamos en darle continuidad hasta el Mundial de 2011 y los Juegos Olímpicos de 2012”, después de ganar el título en Ecuador.

“Individualmente, me siento muy realizada. Claro que siempre buscamos progresar para continuar ganando premios, pero el sueño que tengo es ser campeona del mundo con la selección y cambiar la medalla de plata que ya hemos conseguido dos veces en las Olimpiadas por una de oro. Sé que tenemos condiciones para lograrlo”, sobre los trofeos que le faltan.