Lionel Messi, nacido para brillar
© Getty Images

El año 2009 fue el último en que se entregaron por separado el premio al Jugador Mundial de la FIFA y el Balón de Oro de la Revista France Football. Y curiosamente, ambos fueron ganados por el mismo futbolista: Lionel Messi. El argentino, con apenas 23 años, viaja a Zúrich por cuarta vez en su corta y brillante carrera en búsqueda del máximo galardón.

El argentino debutó oficialmente con el primer equipo del FC Barcelona en 2004 y, desde entonces, ha acumulado récords y títulos por igual. Comparado muchas veces con Diego Armando Maradona, el zurdo ha respondido con creces al adueñarse sin discusión de la camiseta número Diez albiceleste.

Indescifrable en sus regates, de imparable pique corto y olfato refinado para el gol, Messi ya acumula 13 títulos con la camiseta de su club y sólo le resta una Copa Mundial de la FIFA para adornar una carrera que no parece tener techo. Como ha manifestado su compañero, amigo y ocasionalmente rival de terna, Xavi Hernández: “Si los demás tenemos alguna opción de aspirar al Balón de Oro, es gracias a que Argentina no tuvo un gran Mundial. De lo contrario no tendría color, Messi es el mejor de todos, incluso mejor que Maradona”.

Momentos destacados de 2010
Si la temporada 2009 resultó brillante, ¿qué decir de lo realizado por el argentino en 2010? Con apenas 23 años, ya ha superado los 150 goles con la camiseta del Barcelona y se ha convertido, al pasar los 100 en la Liga, en el cuarto goleador histórico del club en el torneo. Sus números estremecen: ya lleva 24 dobletes y 5 hat-tricks. Al Arsenal, por ejemplo, le marcó cuatro tantos en un mismo partido el pasado 6 de abril, en la Liga de Campeones de la UEFA.

Y hay más: con la selección argentina, ante Grecia,  se transformó en el capitán más joven en la historia de la albiceleste dentro de una Copa Mundial de la FIFA. Una edición en la que, llamativamente, no pudo anotar. Los goles llegaron después: le ha marcado uno a España y otro a Brasil para asegurar sendas victorias de los ahora conducidos por Sergio Batista en respectivos amistosos.

Números que hablan
34 - Los goles que convirtieron a Messi en el máximo goleador de la Liga de España en la temporada 2009/2010.

Sus frases en 2010
“Si no gano el premio, deseo de corazón que lo gane un compañero del Barcelona. Xavi e Iniesta salen en todas las quinielas, son gente estupenda y lo merecen más que nadie”
dijo sobre el posible ganador del Balón de Oro de la FIFA.

“Para ser un grande, hay que ganar un Mundial”
dijo sobre lo que le resta alcanzar en su carrera.

“Fue un partido muy especial. Desde que supe que iba a ser capitán lo viví con tranquilidad. Fue una experiencia hermosa”
dijo tras la victoria 2-0 de Argentina sobre Grecia en Sudáfrica 2010, cuando se convirtió en el capitán albiceleste más joven de la historia.