Messi y Sawa, en una lluvia de estrellas
© AFP

Zúrich volvió a convertirse el lunes 9 de enero de 2012 en la capital mundial del fútbol para organizar la Gala del FIFA Ballon D’Or en la que se premiaron a los hombres y mujeres que brillaron con más fuerza en 2011.

El fútbol se citó con el glamour en una fiesta que no quisieron perderse las figuras más relevantes de este deporte y en la que se confirmó que Lioner Messi sigue siendo el indiscutible rey de la disciplina aunque este año cambió de pareja en el trono, ya que en el apartado femenino fue la japonesa Homare Sawa quien se ciñó la corona.

Tras la animada apertura del evento a cargo de la actuación musical de Tinkabelle que interpretó “The man I need”, los anfitriones del evento, Joseph S. Blatter, Presidente de la FIFA, y François Morinière, director ejecutivo de France Football, dieron la bienvenida a los invitados a la Gala.

Un once soñado
A continuación, el ex futbolista Ruud Gullit y la periodista Mary Kay retomaron las riendas del evento y dieron paso a un montaje en el que se recordaron los mejores momentos de una de las citas más destacadas de 2011: la Copa Mundial Femenina de la FIFA que se celebró en Alemania. La canadiense Christine Sinclair y la alemana Kim Kulig subieron al escenario para compartir sus experiencias en el torneo y promocionar la campaña “Live your Goals” que anima a las niñas a empezar a practicar el fútbol.

Antes de empezar a repartir los premios, se repasaron los momentos más emotivos del año pasado y se presentó a los futbolistas candidatos a los dos principales galardones de la velada. Además, el ex futbolista francés Christian Karembeu recibió en escena a los autores de los tres goles que optaban a ser distinguidos como el mejor del año y les invitó a defender sus obras maestras ya que la votación encaraba su recta final.

En seguida el escenario se llenó de talento y el auditorio ovacionó a los once jugadores que formaron el equipo ideal del año pasado. Iker Casillas; Dani Alves, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Vidic; Andrés Iniesta, Xabi Alonso, Xavi; Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney. Emilio Butragueño y Zinedine Zidane recibieron los trofeos correspondientes a los jugadores del Real Madrid que no pudieron asistir al evento y junto al resto de los ganadores del FIFA/FIFPro World XI posaron juntos en una impresionante estampa por la que suspiraría cualquier entrenador.

Reconocimientos a Ferguson y a Neymar
Como el propio Sir Alex Ferguson, que se emocionó por el sentido homenaje de todos los presentes en el Kongresshaus de Zúrich que se pusieron en pie para aplaudir la Distinción Presidencial que Blatter entregó al veterano técnico escocés que cumplió la friolera de 25 años en el banquillo. “Lo agradezco mucho. Ha sido un reconocimiento a 25 años de trabajo en el Manchester United. El club siempre ha compartido mi visión y mi pasión. He sido un entrenador muy afortunado. Esto hace del Manchester un club muy especial. El coraje de jugar y el coraje de intentarlo y ganar es más importante que cualquier otra cosa”, dijo el estratega del Manchester United.

Y ya puestos, la Gala continuó distinguiendo a los entrenadores. Lothar Mattheaus fue el encargado de entregar el trofeo a Norio Sasaki, reconocido como el Entrenador Mundial de la FIFA de fútbol femenino en 2011. 

El ex goleador alemán también tuvo el honor de revelar el nombre del Entrenador Mundial de la FIFA de fútbol masculino en 2011 que fue para Josep Guardiola: “Me gustaría compartir este premio con Mourinho y Ferguson. Es un honor. Y con todos los entrandores del mundo que comparten esta pasión. También con los miles de personas que en los últimos cien años han trabajado y desarrollado el Barcelona. Es un privilegio ser parte de este club. Por último, quiero dedicar este premio a Tito Vilanova, mi asistente, mi compañero, y mi amigo. Esto va por ti. Gracias”, dijo el entrenador azulgrana.

Llegó entonces el momento de cerrar la votación para el mejor gol del año, y mientras se hacía el último recuento se procedió a la entrega del Premio Fair Play de la FIFA. Homare Sawa y el Presidente  de la Federación de Fútbol de Japón,Junji Ogura, aceptaron el galardón que reconoció el impresionante espíritu nipón en la recuperación tras el desastre del terremoto y posterior tsunami que el 11 de marzo de 2011 asoló una importante parte del país. Aún así, los japoneses fueron capaces de organizar una brillante Copa Mundial de Clubes de la FIFA en diciembre y sus chicas lograron ceñirse la corona mundial en Alemania 2011 y no dejaron de agradecer el apoyo de la familia del fútbol en cada uno de sus partidos.

Los galardones más esperados
Para entregar el Premio Puskás de la FIFA al mejor gol del año, se recurrió a una autoridad en la materia. El ex delantero Hugo Sánchez, mítico goleador mexicano, desveló el veredicto de los internautas que con sus más de 1.300.000 votos en los últimos meses decidieron que el gol de Neymar había sido el mejor de 2011. “Estoy muy feliz de estar aquí en esta gran fiesta y de haber competido con dos grandes jugadores. Se lo agradezco a Dios y a todos ustedes. Disfruten de la fiesta”.

Y antes de poner el colofón a la noche, hubo un instante para descargar los nervios al ritmo del ‘Stay the Night’ de James Blunt. Así las candidatas al Premio Jugadora Mundial de la FIFA 2011 lucían una amplia sonrisa cuando las cámaras las enfocaron mientras la cantante colombiana Shakira y el Presidente Blatter subieron al escenario para abrir el sobre. La ganadora, Homare Sawa, agradeció a todos por el reconicimiento vistiendo ropas tradicionales de Japón.

Un minuto antes de las 8 de la noche, era hora de que la reina conociese al rey. Fue Ronaldo Nazario de Lima, el máximo goleador en la historia de las Copas Mundiales de la FIFA y tres veces ganador del Jugador Mundial de la FIFA, quien, tras recibir el aplauso del público, llamó a Lionel Messi para entregarle el Balón de Oro de la FIFA 2011.

"Es un enorme placer obtener este reconocimiento por tercera vez, un gran honor. Quiero agradecer a todos los jugadores y entrenadores que me votaron, pero sobre todo a mis compañeros del Barcelona y de la selección de Argentina, sin los cuales esto hubiera sido imposible. Sin embargo, deseo compartirlo especialmente con Xavi, quien lo merece tanto como yo", dijo le exquisito futbolista argentino tras recibir el trofeo.

La ovación a Messi se prolongó para homenajear a todos los premiados en la velada que se reunieron sobre el escenario para echar el telón a una Gala entretenida y emocionante.