¡Al agua patos!
¿Verano, sol, mar y playa? ¡Casi! Zúrich se ha erigido literalmente al borde del agua. El río Limmat y el lago de Zúrich, con sus numerosos balnearios fluviales, te invitan a chapotear, broncearte, ligar o nadar. Podrás hacerlo en la playa Strandbad Tiefenbrunnen de Zuerichhorn, en el balneario Enge, a orillas del lago, o en los baños fluviales Oberer y Unterer Letten, ¡hay lugares para todos los gustos! ¿Quieres nadar ayudado por la corriente del canal? ¿O prefieres disfrutar de la vista sobre el lago al atardecer? ¡La verdad es que cuesta decidirse ante tanta maravilla!

Visita guiada en barco
El líquido elemento es uno de los atractivos principales de la ciudad de Zúrich y, además, ofrece infinitas posibilidades de ocio. En verano podrás sentir la brisa del lago tanto en una excursión breve de hora y media de duración, como en una más larga, que llega hasta la población de Rapperswil y dura 4 horas. Pero si lo que te gusta es el deporte, no dudes en alquilar un patín a pedales y navegar por el lago impulsándote con las piernas.

¡A la montaña de Uetliberg!
En la estación central puedes tomar un tranvía que te lleve a Uetliberg, el monte que domina los tejados de Zúrich. La cumbre, desde la cual podrás disfrutar de una panorámica maravillosa de la ciudad, del lago de Zúrich y de los Alpes, está a unos diez minutos a pie de la estación donde te deja el tranvía. A quien no le parezca una altura suficiente todavía, también puede subir a lo alto de la torre de la fábrica de acero, de 72 metros de altura. En verano, Uetliberg es el punto de partida de excursiones señalizadas, de un circuito para bicicletas de montaña y del Camino de los Planetas.

El perfil característico de Zúrich
Todo aquel que viaje a Zúrich debe visitar obligatoriamente los edificios más emblemáticos de la ciudad. La Iglesia de la Abadía de Fraumuenster se encuentra en el corazón del casco antiguo de Zúrich, y sus vidrieras, obra de Marc Chagall y conocidas en el mundo entero, hechizan a todos sus visitantes. Junto a la iglesia de Fraumuenster y la de San Pedro, se erige la Catedral de Grossmuenster, otro de los templos más famosos de la ciudad. Las imponentes torres gemelas de la catedral son el símbolo arquitectónico de Zúrich.   

El zoológico de Zúrich y la selva tropical de Masoala
Déjate llevar a un exótico mundo animal ubicado en la montaña Zuerichberg. Elefantes, leones, rinocerontes, cebras, pingüinos y muchos otros animales te esperan en este jardín zoológico. También podrás disfrutar de la sensación de encontrarte en un oasis tropical en la selva de Masoala y descubrir por ti mismo cómo viven las tortugas gigantes de Aldabra, la cerceta hotentote o el sapo tomate. ¿Te pica la curiosidad?