Nadine Angerer
© AFP

Nadine Angerer volvió a demostrar en 2013 que es una de las mejores en su posición. La arquera alemana fue una de las figuras más destacadas en el camino de las suyas hasta su octavo título continental en la Eurocopa Femenina de la UEFA disputada en Suecia. A sus 35 años, Angerer es la jugadora con más internacionalidades del joven conjunto dirigido por Silvia Neid, del cual es uno de sus puntales. En la final europea contra Noruega, la guardameta detuvo dos penas máximas y certificó el triunfo por 1-0 de las suyas y la consiguiente defensa del título. Una actuación estelar que le valió la distinción como Jugadora Europea del Año.