Nassau, capital y ciudad más poblada de Bahamas, es una población impregnada de la rica historia caribeña. La ciudad, conocida inicialmente como Charles Town, fue reconstruida y rebautizada como Nassau en 1695, después de que una expedición española la incendiara y arrasara en 1684. A partir de finales del siglo XVII, Nassau se ganó fama de refugio seguro para piratas.

En su momento, a principios del siglo XVIII, se creía que había más de 1.000 piratas viviendo en Nassau y aprovechando la facilidad de acceso a las principales rutas de navegación, donde podían tomar por la fuerza grandes buques mercantes. Bahamas, que cuenta en sus islas con una gran cantidad de rincones lo suficientemente recónditos, da cabida a numerosas leyendas sobre tesoros enterrados no sólo en Nassau, sino alrededor de sus islas en general.

En la actualidad, Nassau es básicamente una ciudad portuaria bulliciosa, atestada de turistas procedentes de cruceros y de varias aerolíneas internacionales. Con complejos turísticos de cinco estrellas y unas aguas de las más cristalinas del planeta, es fácil entender por qué Nassau es un destino tan popular.

El festival Junkanoo, comparado a menudo con el carnaval en otras islas, es un popular desfile bahameño que tiene lugar todos los años el 26 de diciembre y el Día de Año Nuevo. Cable Beach, Bay Street y el Mercado de la Paja de Nassau son tres de los principales lugares de interés de la capital de Bahamas.

El deporte en Nassau
El críquet es el deporte con más antigüedad en el país, y lleva practicándose en Nassau y sus alrededores desde 1846. El fútbol no le va muy a la zaga en cuanto a popularidad, y el club más grande de Nassau, el FC Bears, es el equipo dominador de la liga nacional, que ha ganado en 7 de las 8 últimas temporadas.

El Bears juega sus partidos en el Estadio Nacional Thomas Robinson de Nassau, con capacidad para 15.000 espectadores. El estadio toma su nombre de uno de los velocistas más famosos de Nassau. Robinson compitió con su país en cuatro Juegos Olímpicos consecutivos y accedió a una final en 100 metros, siendo un pionero de la fortaleza de Bahamas en atletismo. Más recientemente, Pauline Davis-Thompson, Debbie Ferguson, Chandra Sturrup, Savatheda Fynes y Eldece Clarke-Lewis ­–conocidas cariñosamente como las “Chicas de Oro”– conquistaron la primera medalla de oro olímpica de Bahamas en atletismo. Fue en Sydney 2000, donde se impusieron en el relevo 4x100 metros.

El deporte tradicional de Bahamas es la vela de balandra y, al estar situada la capital justo al lado del mar, en Nassau también se celebran numerosas regatas.