Es cierto, Rusia falló en su intento de defender su doble corona. Sin embargo, terminó con buena nota la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Portugal 2015 al golear a Italia por 5-2 y subirse al tercer escalón del podio. El encuentro, que abrió el último día de competición, se jugó el domingo 19 de julio.

El partido se mostró parejo en el comienzo, pero los rusos fueron construyendo su victoria en base a goles oportunos. Así, dos tantos en los dos minutos finales del período inicial les permitieron llegar con una ventaja de tres al primer descanso.

Italia chocó una y otra vez con el seguro Ivan Ostrovskii y lo pagó caro, a punto tal de encontrarse cinco por debajo en el marcador en el segundo intermedio. La Azzurra no dejó de pelear por meterse otra vez en el duelo y logró descontar, pero Rusia supo manejar el resultado y celebró el meritorio tercer puesto.

Italia, en cambio, debió conformarse con el cuarto lugar, su mejor actuación desde que fue subcampeón en Marsella 2008.