Presentación de un emblema y de una gran fiesta
© FIFA.com

El 18 de septiembre de 2013 será una fecha histórica para Tahití. Ese día dará comienzo la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2013 y el mundo entero tendrá la mirada puesta en el archipiélago. La fiesta, sin embargo, empezó un año antes con la presentación del emblema oficial.

El 18 de septiembre de 2012, Tahití se engalanó para celebrar la ocasión como corresponde. Porque, además de desvelar el emblema oficial y el logotipo del certamen, la ceremonia supuso el pistoletazo de salida de la promoción de la Copa Mundial. Más de 600 personas, 500 de ellas jóvenes de entre 15 y 30 años venidos de distintos puntos de Tahití, participaron en los actos coordinados por el Comité Organizador Local.

Entre los protagonistas de la jornada destacaron la delegación de la FIFA, personalidades locales como el Ministro de Deportes, Tauhiti Nena, y el alcalde de Papeete, Michel Buillard, y los socios del certamen, sin olvidar a la selección nacional de fútbol playa, los Tiki Toa (Los Guerreros), que podrían convertirse muy pronto en los ídolos del público. Ansiosos por ceñirse la corona mundial el año que viene en su propio feudo, se ganaron el afecto de todo el mundo gracias a su vehemente interpretación de la Haka.

Tras esta contundente entrada en materia, llegó la hora de los discursos de las autoridades de Tahití, de Francia y de la ciudad de Papeete, así como de la FIFA, intercalados con presentaciones de vídeo y actuaciones de artistas tradicionales locales. "En un contexto económico tan sombrío, necesitamos acontecimientos como la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA para hacernos soñar, unirnos y ayudarnos mutuamente", explicó Michel Buillard, alcalde de la ciudad sede, feliz de haber aplazado su viaje a Francia para estar presente en la ceremonia.

Buenos augurios
En sus alocuciones, los organizadores expresaron sus deseos de que la futura Copa Mundial sea todo un éxito. Así sucedió en esta primera etapa, caracterizada por la juventud, el deporte y la música. Pepena, un grupo muy popular en Tahití, se encargó de poner ritmo al acto, al igual que Haunui, un joven autor, compositor e intérprete cuyo tema ori ori tatou e’ hizo vibrar a todos los asistentes. Por otra parte, Te Oko o te Henua Enana, Knight Riders y Edwin y sus bailarinas ofrecieron sus espectáculos de danzas polinesias.

"Es la mejor ceremonia de presentación a la que he asistido", comentó Jaime Yarza, miembro de la delegación de la FIFA. "Reunió todos los ingredientes: un espectáculo vistoso, dinámico, intenso e interactivo. El público estuvo en todo momento absorto y embelesado".

Lo mismo puede decirse del resto de las festividades, en especial el lanzamiento del Beach Soccer Tour, un torneo reservado a jóvenes desempleados. Así, 24 equipos se vieron las caras a lo largo de la tarde antes de que los Tiki Toa mostraran en un partido de demostración un aperitivo de lo que espera al público el año próximo.

El punto final a esta jornada de promoción del fútbol playa lo pusieron, bajo el estrellado cielo de Papeete, un espectáculo de danzas tradicionales a cargo de O Tahiti e y un concierto del grupo Pepena. Un excelente augurio para lo que ya se perfila como una Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA inolvidable.