Brasil celebra y piensa en lo que viene

La selección brasileña de fútbol playa tiene una sola misión en mente: recuperar el título que le arrebató Rusia en la final de la Copa Mundial  de Beach Soccer de la FIFA Rávena 2011. En pos de ese objetivo, eligió como nuevo entrenador al histórico Júnior Negão, ganador como jugador de tres de las cuatro coronas mundialistas que ostenta la Canarinha en sus vitrinas.

El nuevo seleccionador se estrenó con éxito en su puesto, al obtener de manera impecable la IX Copa América, el cuadrangular por invitación que organiza anualmente la Confederación Brasileña de Beach Soccer, y del que participaron además México (subcampeón), Argentina (tercero) y Estados Unidos (cuarto).

Todo positivo
El saldo de tres victorias en tres encuentros, más allá de su previsibilidad, le permite a Brasil tomar confianza de cara a la eliminatoria para la Copa Mundial de Tahití 2013, a disputarse en Argentina durante la segunda semana de febrero próximo. “Hicimos un bueno campeonato, y es  el mejor comienzo en pos de nuestro objetivo, que es clasificarnos al Mundial”, afirmó el zaguero Bueno, quien tras no ser convocado para Rávena 2011 y no jugar el último año y medio por lesión, fue elegido el Jugador Más Valioso del torneo.

Ni la lesión de Mão, mejor arquero del último Mundial, detuvo a Brasil. De hecho, su reemplazante Fanta se quedó con ese reconocimiento en la Copa América, en un equipo donde también sobresalieron los experimentados André, Burú y Benjamín. “Jugamos a lo Brasil, asumiendo la responsabilidad que conlleva contar con los mejores jugadores. No podemos tener miedo, debemos salir a buscar los partidos con alegría y estilo. Es lo que la gente quería”, sentenció Júnior Negão tras la jornada final, que reunió a 2.500 espectadores en las playas de Santos.

México sigue creciendo
México confirmó su condición de animador en la especialidad. Desde la llegada de Ramón Raya a su banquillo, el Tri ha clasificado a tres de las últimas cuatro Copa Mundiales, siendo el sorprendente finalista de Brasil 2007 y habiendo puesto en apuros a Rusia, luego campeón, en los cuartos de final de Rávena 2011.

Así lo refrendó en Santos, donde venció a Argentina (6-3) y a Estados Unidos (2-0) antes de caer apretadamente con Brasil (2-4). El segundo puesto le permitió a México clasificarse para la Copa de la Naciones, que se jugará en la misma ciudad paulista entre el 25 y 27 de enero próximo. Allí enfrentará otra vez a Brasil, pero también a Suiza, subcampeona mundial en 2009, y a Holanda, ya clasificada para Tahití 2013. “Todo nos fortalece para llegar mejor a las eliminatorias”, analizó Morgan Plata, máximo artillero de la Copa América junto a su compatriota Ricardo Villalobos (3 goles).

Y además…
El tercer puesto, dicho está, le perteneció a Argentina gracias a su victoria sobre Estados Unidos en la última fecha (3-1). Los Albicelestes apuntan ahora todos sus cañones a las eliminatorias, que recibirán con la presión de mantenerse como una de las selecciones que jamás ha faltado a una Copa Mundial. Los estadounidenses, en cambio, continúan su largo proceso de recambio, pero no pierden las esperanzas de cortar su racha negativa y asistir a un Mundial por primera vez desde 2007.