El tahitiano Heimanu Taiarui, clave en el camino de su selección hasta el segundo puesto de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Portugal 2015, fue elegido por el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA como el mejor jugador del torneo, haciéndose acreedor del Balón de Oro adidas.

El premio Goleador de Oro adidas, por su parte, marcha a Sudamérica, donde será recibido por el paraguayo Pedro Morán. FIFA.com presenta a los ganadores de los galardones.

Balón de Oro adidas: Heimanu Taiarui (Tahití)
Taiarui ha tenido una Copa Mundial consagratoria: además de su fuerza en la marca y la personalidad para apuntalar a sus compañeros en los momentos complicados, el defensor de 29 años anotó 4 goles y entregó 6 asistencias, cumpliendo un rol clave en la notable participación de Tahití en Portugal 2015. Así no extraña que haya recibido el Balon de Oro adidas en su tercera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA.

Balón de Plata adidas: Alan (Portugal)
El veterano ala portugués resultó decisivo en la campaña de la anfitriona rumbo a su primera corona mundial. En ningún momento pareció tener 40 años, a punto tal de aportar 5 goles y 4 asistencias para la gesta. Semejante actuación le valió recibir el Balón de Plata adidas, premio al segundo mejor jugador del campeonato.

Balón de Bronce adidas y Goleador de Plata adidas: Madjer (Portugal)
Madjer ya era considerado unánimemente como uno de los más grandes jugadores de la historia de la especialidad. Sin embargo, coronar su ansiado primer título mundial con el Balón de Bronce adidas y el Goleador de Plata adidas lo ponen en un pedestal difícil de alcanzar. A los 38 años, el ala aportó 8 goles para la triunfal campaña de Portugal, además del liderazgo necesario para asimilar la presión de jugar en casa y transformarla en energía positiva. Sencillamente, brillante.

Goleador de Oro adidas: Pedro Morán (Paraguay)
Después de lo hecho dos años atrás en Tahití, Pedro Morán llegó a Portugal convencido de que podía estar entre los máximos artilleros del torneo, y vaya si tenía razón: apenas tres partidos le alcanzaron al pívot paraguayo de 25 años para sumar ocho goles y hacerse acreedor ni más ni menos que de la Bota de Oro adidas. Especialista en chilenas, Morán marcó dos tripletes y un doblete, y superó tanto  Madjer como a Ott por haber dado una asistencia y haber anotado en menor cantidad de encuentros.

Goleador de Bronce adidas: Noel Ott (Suiza)
Pese a ser su primera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA y tener apenas 21 años, Noel Ott estaba llamado a ser una de las figuras de la competición, e indudablemente estuvo a la altura de las expectativas. El pívot vio puerta en los cuatro partidos de Suiza, y sus ocho goles le permitieron quedarse con el premio al Goleador de Bronce adidas, pero también aupar a los suyos hasta los cuartos de final.

Guante de Oro adidas: Jonathan Torohia (Tahití)
El crecimiento de Torohia desde su debut en Rávena 2011 hasta su consagratoria actuación en Portugal 2015 ha sido tan exponencial como el de su selección. La tarea del arquero de 30 años dista de ser sencilla, sobre todo porque Tahití es un equipo netamente ofensivo. En este contexto, son tan importantes su reflejos y cualidades atléticas como su rol en la formación de juego, como lo demuestran las cuatro asistencias que entregó. Semejante actuación le valió el Guante de Oro adidas en su tercera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA.

Premio Fair Play: Brasil
La tetracampeona del  mundo se quedó afuera de las semifinales de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA por primera vez en su historia, pero jamás perdió la línea. De este modo, se quedó con el Premio Fair Play de la FIFA como el equipo de mejor comportamiento.