Dijo el filósofo chino Lao Tzu que un viaje de mil millas comienza con un simple paso. Para diez selecciones africanas de beach soccer, la famosa cita se convierte en una realidad este fin de semana en el que darán el primer paso de un camino que esperan les lleve a recorrer varios miles de millas para disputar la novena edición de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, que se celebrará el próximo año en Bahamas.

Los ganadores de las cuatro eliminatorias a dos partidos que se empiezan a disputar este fin de semana se adjudicarán el billete para la Copa Africana de Naciones de Beach Soccer de la CAF, y se unirán así a la anfitriona Nigeria y a Marruecos, Egipto y Libia, que ya están clasificadas después de que sus rivales —Libera, Uganda y Sudán, respectivamente— se retiraran de la competición.

De la cita continental, que se celebrará a mediados de diciembre, saldrán los dos equipos que representarán a África en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, que arrancará a finales de abril de 2017.

Rivalidad este-oeste
El duelo entre Kenia y Ghana, que pondrán toda la carne en al asador para lograr la clasificación, se presenta a priori como la más atractiva de las cuatro eliminatorias. El seleccionador keniata, Rajab Babu, confía en que su equipo pueda superar a la escuadra ghanesa: “Sabemos que nuestros rivales son un hueso duro de roer, porque llevan muchos años jugando al fútbol playa, pero queremos ganar y llegar con ventaja al partido de vuelta que se celebrará en Ghana dentro de un mes”.

La afición keniata confía en que los delanteros Mudhafar Swaleh, Fahad Hassan y Mwinyi Manzu consigan los goles que permitan a su equipo derrotar a los Tiburones Negros, que, por su parte, se encomiendan a la experiencia de Daniel Kottey Niiquaye, el técnico que guió a Ghana a la fase final de la Copa Africana de Naciones de Beach Soccer de la CAF Seychelles 2015, donde el combinado ghanés obtuvo el séptimo puesto.

Sobre la arena, una de las principales esperanzas del conjunto del oeste africano es Alexander Adjei, que se proclamó máximo goleador de la edición del año pasado con 16 tantos en cinco partidos. Además, Adjei fue elegido mejor jugador del encuentro en cuatro de esos choques.

Los Tiburones Negros han recibido apoyo económico del gobierno ghanés para financiar el viaje a Kenia, lo que lleva a Yaw Ampofo Ankrah, el presidente de la Asociación Ghanesa de Beach Soccer, a creer que su equipo puede clasificarse para la que supondría su tercera fase final continental consecutiva.

“Kenia tiene un gran equipo que empezó a entrenar hace unas seis semanas, lo que es positivo para ellos. No obstante, estoy convencido de que los Tiburones Negros lograrán la victoria en Mombasa. Somos ambiciosos, y los chicos están muy centrados y deseosos de llevar el nombre de su país a lo más alto”, declara.

El actual campeón busca la clasificación
Madagascar, que se proclamó campeón de África en Seychelles 2015 tras derrotar a Senegal en la final, se medirá a la siempre difícil Mozambique. El combinado mozambiqueño, que jugará la ida en casa, ha disputado el certamen continental en tres ocasiones, pero nunca ha superado la fase de grupos.

Por su parte, Senegal, que es una de las selecciones más regulares del beach soccer africano y que sólo ha faltado una vez a su cita con la Copa Africana de Naciones, visitará a Cabo Verde en el partido de ida. Los Leones de Teranga, que han ganado la competición continental en tres ocasiones y han participado en cinco Copas Mundiales de Beach Soccer de la FIFA, contarán con varios de los jugadores que disputaron la cita mundialista que se celebró el año pasado en Portugal, donde los senegaleses Ngalla Sylla y Seyni N'Diaye hicieron historia al convertirse en los primeros jugadores africanos que toman parte en cinco ediciones del torneo global.

Entretanto, Costa de Marfil, que junto con Egipto y Nigeria es el único equipo que ha jugado las siete anteriores ediciones de la Copa Africana de Naciones de Beach Soccer de la CAF, se enfrentará a Tanzania a domicilio en el partido de ida. El combinado marfileño ha alcanzado las semifinales continentales en todas las ediciones de la competición excepto en una, pero sólo en dos ocasiones logró meterse en la final, que es la instancia que da derecho a disputar la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA.

Los partidos de ida se disputarán este fin de semana, mientras que los de vuelta tendrán lugar del 16 al 18 de septiembre.