Debutó en Gremio en 1994 y a los tres años se fue al Bayer Leverkusen. A partir de ahí, el brasileño Emerson forjó una carrera llena de éxitos en Europa, sumando títulos en la Serie A italiana con Roma, Juventus, y el Milan –con el que ganó la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007 – y en España con el Real Madrid.

En la selección también tuvo un recorrido importante. En sus casi 20 años representando a la 'Verdeamarela' quedó subcampeón de la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998™ y de la Copa FIFA Confederaciones de 1999. 

Pero el tiempo no pasa en vano y, luego de colgar los botines de juego, el ahora exjugador de 40 años sigue involucrado en el fútbol de una manera distinta: siendo una FIFA Legend. Su nuevo papel lo llevó hasta la arena de Bahamas y el Sorteo Oficial de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2017. FIFA.com habla en exclusiva con él de su novedoso rol y de la competición a disputarse en Nassau entre el 27 de abril y el 7 de mayo. 

Como nuevo embajador del Beach Soccer, ya ha conocido el estadio de la Copa Mundial…
Sí, y me parece uno muy bueno. Me encontré con algo muy organizado. Hay que felicitar a toda la gente que ha sido parte de todo este proyecto. Bahamas es mucha felicidad; se ve en la calle a gente cantando y toda esa alegría el pueblo la lleva a la arena. Es una alegría similar a la brasileña, a esa felicidad a la que estamos acostumbrados cuando se habla del fútbol en mi país.  

Como buen brasileño en algún momento desarrolló su fútbol en la arena, ¿qué recuerdos guarda?  
En Brasil la gente comienza en la playa, después se va al fútsal y finalmente al pasto. Inicié a los nueve años y di mis primeros pasos con la pelota en la arena. Eso ayuda mucho. El control de bola, una de las grandes dificultades con las que tienen que lidiar los profesionales, es más fácil cuando lo aprendes tan joven en la arena; con el paso de los años las cosas son más sencillas y naturales en otro tipo de superficie. Después de eso continué mi carrera en el campo y con certeza puedo decir que esa etapa de mi vida me ayudó bastante.

Brasil tiene un equipo muy fuerte para este Mundial, ¿cómo los ve de cara al sorteo?
Independiente del Grupo que le toque, la gente sabe que el Beach Soccer es muy equilibrado. Hay equipos que no tienen una tradición muy grande en campo, pero que sí la tienen en la playa. Brasil está fuerte, puede hacer una buena competición; pero también hay otros equipos buenos. Todos los juegos serán difíciles, pero los brasileños, con la escuadra que tienen, con certeza están preparados para cosas grandes. 

Tú eras un jugador de potencia, de mucho desgaste físico. El Beach Soccer es lo mismo: hay que correr mucho por toda el área, ¿cuáles son las mejores características de un buen jugador en la playa? 
Es un juego completamente diferente, empezando por la arena, que dificulta mucho, así que hay técnicas distintas. Los jugadores levantan mucho la bola, y eso facilita más un pase correcto. El campo es menor... entonces existen varias formas de manejar la pelota que yo no tuve la posibilidad de desarrollar y seguro se me dificultaría; necesitaría de un buen tiempo de adaptación. Por eso creo que la gente tiene que admirar lo que se hace en el Beach Soccer. 

Bahamas, el anfitrión, no parte como favorita, pero tiene la oportunidad de contar con el apoyo y la alegría desbordante de la gente de casa…
La selección anfitriona tiene un extra gracias a sus aficionados y la atmósfera que se genera. Los aficionados logran crear algo para hacer que los suyos den más. Eso también es una responsabilidad más grande, pero ese apoyo ayuda mucho en una competición tan importante como ésta. 

¿Qué significa para usted ser una FIFA Legend? 
Para mí es un orgullo, porque sé que son pocos los que tienen esa posibilidad. Creo que yo fui recordado por el trabajo que hice por muchos años en los equipos por los que pasé y en la selección brasileña, porque al defender a tu país se deja un legado muy importante. Entonces agradezco a la FIFA por la oportunidad que me da para poder aportar lo mejor de mí.

¿Qué puede darle al mundo del fútbol?
La gente no sabe lo que representa un jugador de fútbol dentro y fuera de la cancha. Y es muy importante darlo a conocer, porque somos ejemplos que muchos niños quieren seguir. Ésa es la razón por la cual siempre intenté representar de la mejor forma a los equipos en los que estuve y darle una buena imagen a los jóvenes. 

La FIFA, ahora bajo el Presidente Gianni Infantino, quiere que el fútbol vuelva a la FIFA y la FIFA al fútbol, ¿es una buena señal la que se da contando con los jugadores profesionales? 
Tuve la oportunidad de conocer al Presidente Infantino y quedé muy feliz con muchas palabras que le escuché y la manera en la que ahora él está pensando la FIFA, dando espacio para que los atletas puedan opinar y conversar sobre el fútbol. La FIFA tiene esa responsable muy grande. Este tipo de imagen que se da es muy buena; creo que la gente queda muy feliz de que hoy el Presidente tenga una mentalidad de este tipo. Así que puede contar conmigo y con todos los deportistas; creo que cada uno va a ayudar de una cierta manera.