• Pedro Morán es paraguayo, tiene 26 años y juega de pívot
  • Bahamas 2017 será su tercera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA
  • Con 8 goles, fue Bota de Oro adidas en Portugal 2015

Después de que sus ocho goles en tres partidos le alcanzaran para consagrarse sorpresivamente Goleador de Oro adidas de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Portugal 2015, al paraguayo Pedro Morán le llegaron ofertas para probar suerte en el fútbol playa europeo.

Sin embargo, también apareció la posibilidad de jugar profesionalmente en el fútbol de 11 en Paraguay, algo por lo que el muchacho de 26 años había peleado desde niño, aunque sin éxito, tanto en su país como en Argentina.

Lo concreto es que Morán pasó la prueba en el club General Díaz y dejó la playa por los campos de la primera división paraguaya.

"Era la oportunidad de ganar plata y seguir cerca de mi familia haciendo lo que más me gusta, que es jugar al fútbol", explica a FIFA.com Morán, quien es padre de una niña de ocho años y desde siempre ayuda económicamente a sus padres y seis hermanos.

"Pero las cosas no salieron como pensaba", se lamenta. "En vez de jugar adelante me pusieron de defensor y no me sentí ni cómodo ni conforme". Y eso que conocía el puesto, ya que fue lateral y zaguero central en los picados por plata antes de descubrir su olfato goleador playero.

"Sencillamente no funcionó. Pero no me arrepiento de haberlo intentado".

Más goles y ambiciones
Entonces no dudó en regresar al beach soccer. "Estuve casi un año alejado de la selección, pero no se notó. Se sintió bien volver a jugar sobre la arena con mis compañeros".

Tanto que, con ocho goles, fue el goleador del equipo en el clasificatorio para Bahamas 2017, que se jugó en Asunción y donde la Albirroja resultó subcampeona de Brasil, afirmándose como la segunda potencia sudamericana.

Y pensar que tuvieron insistirle tres veces hasta que aceptó experimentar en el fútbol playa allá por 2013, poco antes del clasificatorio para el Mundial de Tahití. "No imaginaba que podía gustarme ni que fuera a hacerlo bien, pero pasó todo lo contrario".

Así las cosas, el chico trabajó de vendedor de limpiaparabrisas en un mercado callejero y hasta de albañil, le anotó seis goles a Brasil en su debut con la selección. Un puñado de meses después disputaba en la Polinesia Francesa su primera Copa Mundial de Beach Soccer.

Si bien marcó cinco goles en Tahití y totaliza 13 en Mundiales, Paraguay nunca pasó la primera ronda en sus dos experiencias previas. "Ahí apuntamos, a pasar de fase", confiesa Morán.

En lo individual, el pívot le tomó el gusto a los premios. "Claro que me gustaría repetir el título de goleo, pero ahora me conocen mejor y será más bravo", aclara entre risas.

Y lo que pase después de Bahamas no le preocupa. "Si hacemos un buen Mundial, quién sabe qué aparecerá. Hoy la prioridad la tiene el fútbol playa". 

Sus rivales en Bahamas serán...

  • 28/04: Emiratos Árabes Unidos, subcampeón de AFC
  • 30/04: Portugal, campeón del mundo
  • 02/05: Panamá, debutante pero campeón de CONCACAF