• Ramón Maldonado fue el máximo goleador CONCACAF rumbo a Bahamas 2017 con 12 goles.
  • “Nuestra máxima virtud es la humildad”, Ramón Maldonado. 
  • “Yo pondría a Ramón como un ejemplo para la gente joven”, Ramón Raya, seleccionador de México. 

 

Para Ramón Maldonado, goleador de la selección mexicana de fútbol playa, la ilusión era grande: ir a la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Bahamas 2017 siendo bicampeones de CONCACAF.

Lo cierto es que la meta no se cumplió. Porque, luego de cinco partidos sin perder en su camino a la final, Panamá les quitó el cetro de la Zona Norte, Centroamérica y Caribe. 

“Nosotros queríamos ser bicampeones, Panamá hizo su partido. Tenemos que aprender de todo: de los errores y también de los aciertos. Fue un partido complicado”.

Sin embargo, Maldonado prefiere ver un lado más positivo y sacar provecho de la derrota. “Es bueno que te pasen cosas malas en esos momentos porque aprendes para el Mundial, que es la máxima competición, y ahí no cometerlos”.

A pesar de todo, para él quedó el muy grato consuelo de ser el campeón de goleo del clasificatorio. “Es una alegría y un regalo que te da el sacrificio del trabajo. Y claro, agradecerle a mis compañeros, porque sin ellos no hubiera podido meter esos goles que me dieron el reconocimiento”, apunta el jugador de 28 años sobre sus 12 goles. 

Y pensar que hace un par de años Maldonado todavía no jugaba al beach soccer.  “Jugaba en la segunda división, en el Alebrijes de Oaxaca. Terminó mi contrato y me invitaron a participar en la selección de fútbol playa. Era algo nuevo y dije: '¿por qué no intentarlo?' Yo pensé que era parecido al soccer, pero sí hay diferencia. Empecé a trabajar y trabajar y trabajar; le entendí, comencé a aprender la técnica y ahora de verdad me tiene muy enamorado el fútbol playa. A final de cuentas es fútbol, no deja de ser dos porterías y un balón”.

Y Ramón Raya, su seleccionador, tiene palabras para él :“Hace dos años que regresamos del Mundial luego de perder los tres partidos de la Fase de Grupos, la prensa mexicana me preguntaba que pensaba de ese fracaso tan grande. Y yo les preguntaba a ellos si podían decirle fracasado a alguien como Ramón Maldonado, que cuatro meses antes del Mundial no había jugado fútbol playa, que trabajó durísimo varias semanas, que fue al clasificatorio sin partidos previos y terminó con la nariz fracturada y con el trofeo al MVP y que luego finalmente va al Mundial. Yo pondría a Ramón como un ejemplo para la gente más joven”.

Con todo a Nassau
Lo cierto es que ahora su presente está enfocado al 100% en Bahamas 2017, donde México quiere seguir construyendo su historia en el deporte. “Desde el día del sorteo empezamos a trabajar para tratar de ganarle a los equipos que nos tocaron. Va a ser fundamental hacer sobre la arena el 100% de las cosas que hemos venido trabajando en los entrenamientos. En este deporte el que tiene menos errores es el que sale victorioso, así que debemos estar concentrados para no cometer errores, jugar de tú a tú a las potencias y tratar de sacar el resultado”. 

¿Su deseo? Que ya pase el tiempo y empiece el Mundial. “Me siento muy bien, muy contento y muy ansioso de que ya arranque la competición. Vamos paso a paso. A corto plazo, ganar partido a partido. A mediano plazo, superar la fase de grupos y estar entre los ocho mejores. Y a largo plazo, como todos, el sueño de ser campeones del mundo”, finaliza.

¿Sabías qué…?

  • La Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Bahamas 2017 se disputará entre el 27 de abril y el 7 de mayo. México está ubicado en el Grupo B.
  • Durante el clasificatorio, México, con 37 tantos, fue el equipo que más veces gritó gol. El 32% fueron cortesía de Ramón Maldonado. 
  • ¿Su superhéroe favorito? Su papá, quien ha dado todo para que no sufriera. "Estoy donde estoy por él".