El camino a Bahamas
El campeón del mundo arrancó la eliminatoria europea en Jesolo, Italia, con paso arrollador, al superar la primera fase de grupos con tres victorias, 34 goles a favor y sólo un gol recibido en su duelo ante Inglaterra. En la segunda fase de grupos concretó su pasaje a la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Bahamas 2017 también con pleno de victorias ante Grecia (8-0), Francia (5-3) y Bielorrusia (5-4). Sin embargo, en las semifinales cayó ante Suiza (1-3), pero se quedó con el consuelo del tercer lugar luego de imponerse firmemente (8-3) a Italia.

Las claves del equipo
Portugal sigue contando con algunos de los mejores jugadores del momento, sobre todo el experimentado Madjer, un coleccionista de récords que ha ganado ya diez premios individuales en citas mundialistas: tres Botas de Oro de adidas (2005, 2006 y 2008), dos Botas de Plata de adidas (2011 y 2015), dos Balones de Oro de adidas (2005 y 2006), dos Balones de Plata de adidas (2007 y 2009) y un Balón de Bronce de adidas (2015). Otros nombres que conviene tener muy en cuenta son Belchior, un jugador con una clase extraordinaria, Jordan Santos y Rui Coimbra.

Antecedentes mundialistas
Aunque es un histórico del fútbol playa, Portugal logró inaugurar su casillero de títulos mundialistas desde que la FIFA organiza la competición hasta el 2015, cuando fueron anfitriones de la justa mundialista y gritaron campeón luego de vencer 5-3 a Tahití. En los años previos a levantar la copa, el conjunto ibérico fue subcampeón en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Río de Janeiro 2005, y tercero en Marsella 2008 y Dubái 2009. En Rávena 2011, los portugueses cayeron frente a Brasil en semifinales y volvieron a conquistar el tercer puesto al imponerse a El Salvador en la final de consolación. No participaron en la edición de Tahití 2013.