Un gol acrobático en el último tramo del partido permitió a España solventar un reñido encuentro ante El Salvador y pasar a las semifinales de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Tahití 2013.