La dramática batalla entre Brasil y Rusia fue el punto culminante de unos cuartos de final para el recuerdo en la Copa Mundial de la FIFA de Beach Soccer Portugal 2015.