Desafiamos a la gente a dejar todo y viajar inmediatamente a la playa de Espinho, sede de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Portugal 2015. ¿Quieres ver sus reacciones?