Un poco de historia
Fundado el 28 de septiembre de 1891, el Central Uruguayan Railway Cricket Club (CURCC), que pronto se convirtió en C.A Peñarol, es el decano de los clubes uruguayos. El nombre de Peñarol está directamente ligado al de un barrio de uno de los suburbios de Montevideo. Con el paso de los años se convirtió en un barrio de la capital, en una zona residencial cuyos chalés lindaban con granjas y viñedos. Según se dice, un importante agricultor llamado Pedro Pignarolo habría dado su nombre, por deformación, primero al barrio y más tarde al club.

El CURCC fue fundado por ingenieros ingleses de la compañía del ferrocarril central, cuyos rivales ocasionales eran los colegas de origen británico y las tripulaciones de los navíos que patrullaban en el puerto de Montevideo. Su primer presidente fue Frank Henderson (1891-99), y su primer capitán un tal John Mc Gregor. Cuando la influencia inglesa se esfumó, el CURCC, ya conocido con el nombre de Peñarol en el ámbito popular, se convirtió oficialmente en el Club Atlético Peñarol el 13 de diciembre de 1913.

Muy pronto se consolidó una firme rivalidad entre el Peñarol y el Nacional, fundado en 1899. En un siglo, los dos buques insignia del fútbol de clubes uruguayo iban a hacerse con 82 títulos de liga, es decir, más del 80 % de los trofeos, dejando para sus rivales las migajas. El Peñarol se adjudicó su primer título nacional nueve años después de su fundación, y estableció un increíble récord en 1905, al terminar el campeonato sin ceder ni un punto y sin encajar un solo gol.

La selección de este pequeño país de 4 millones de habitantes, repartidos sobre 177,500 Km 2, se adjudicó la primera edición de la Copa Mundial de la FIFA en casa, en 1930, con un equipo basado en la columna vertebral de los dos eternos rivales. En especial, la Celeste dio una monumental campanada en 1950 (el 'Maracanazo'), provocando las lágrimas de todo Brasil en el estadio Maracaná para apuntarse su segunda corona. El Peñarol contaba entonces nada menos que con seis jugadores en el seleccionado campeón, entre ellos los legendarios Roque Máspoli y Juan Schiaffino.

El Peñarol, comparado a menudo con el Real Madrid, su adversario en la primera edición de la Copa Intercontinental, sigue ocupando una posición muy buena en todas las estadísticas del fútbol mundial.