Aunque las dos últimas temporadas hayan supuesto una decepción para sus hinchas, el París Saint-Germain continúa siendo uno de los clubes franceses de mayor prestigio. Al igual que Stade de Reims, AS Saint-Étienne, Olympique de Marsella o Girondins de Burdeos, el equipo parisino hizo soñar en su día a toda Francia.

El conjunto de la capital busca ahora recuperar el lustre de antaño, y FIFA.com te propone repasar las etapas más destacadas de su historia.

El nacimiento de una institución
El París Saint-Germain es actualmente el club que más años seguidos lleva compitiendo en la Ligue 1 (34), y a pesar de ello también uno de los más jóvenes. Comparado con las 136 primaveras del Le Havre AC, las 127 del Girondins de Burdeos o las 109 del Olympique de Marsella, parece todavía un bisoño.

Fundado el 12 de agosto de 1970, a raíz de la fusión del Racing Club de France y del Stade Sangermanois, el PSG siempre ha vivido entre París y Saint-Germain-en-Laye. Impulsado por numerosos simpatizantes, deseosos de asistir al renacimiento de un gran club en la capital, conocería entonces un fulgurante crecimiento.

Los Rouge et Bleu (apodo procedente de los colores emblemáticos de su camiseta) ascendieron a la primera división menos de cuatro años después de su nacimiento, y a partir de finales de los 70 disfrutarían de un decenio histórico. Lo hicieron de la mano de sus primeras figuras, como Carlos Bianchi, Mustapha Dahleb, Safet Susic o Luis Fernández, y de los presidentes carismáticos, Daniel Hechter y luego Francis Borelli. Llegaron los primeros títulos, dos copas y una liga, y las primeras emociones europeas, sobre todo frente al Juventus de Turín (1983 y 1989).

Camino de la leyenda
Con el inicio de los años 90 el PSG experimentó un momento crucial. Canal + asumió el control de la entidad en mayo de 1991, y París descubrió grandes ambiciones.

Dos temporadas más tarde, el Parque de los Príncipes regresa a Europa, protagonizando una campaña en la Copa de la UEFA que se convertiría en mítica si nos fijamos en los adversarios eliminados: PAOK de Salónica, SC Nápoles, RSC Anderlecht y Real Madrid, antes de caer en semifinales contra su bestia negra, el Juventus.

Pero la historia estaba en marcha... Entre 1992 y 1998, el París Saint-Germain disputó dos finales de la Recopa de Europa, ganando una de ellas, y fue eliminado una vez en semifinales de la Liga de Campeones y otras dos en esa misma fase de la Copa de la UEFA.

En el ámbito nacional, los resultados siguieron siendo satisfactorios, con una liga, tres Copas de Francia, dos Copas de la Liga y otros tantos Trofeos de Campeones.

En aquel periodo, las estrellas del equipo dejaban su huella también en las selecciones francesa (Bernard Lama, Alain Roche, Paul Le Guen, Vincent Guérin, David Ginola, Youri Djorkaeff...) y brasileña (Ricardo, Valdo, Raí, Leonardo...). En punta de ataque, el formidable liberiano George Weah tomó el relevo a los grandes delanteros que habían pasado por París, anotando 55 goles en 137 partidos.

Actualmente
Para desilusión de su nutrida hinchada, el París Saint-Germain no ha vuelto a vivir una etapa semejante. Es cierto que la sala de trofeos del club se engalanó con tres copas y que las gradas pudieron vibrar con el paso de jugadores de la talla de Marco Simone, Jay-Jay Okocha, Nicolas Anelka, Ronaldinho, Gabriel Heinze, Juan Pablo Sorín, Mario Yepes o Pedro Miguel Pauleta, pero la crisis no se ha alejado jamás.

Prueba de ello son las dos últimas temporadas, en las que el PSG se salvó por muy poco del descenso a la Ligue 2.

Desde enero de 2007, Paul Le Guen se afana por reconstruir el club después de que lo vendiese Canal +. El entrenador tiene ahora a su disposición una plantilla caracterizada por la experiencia (Claude Makélélé, Ludovic Giuly, Mateja Kezman), la humildad y la juventud (destacan Mamadou Sakho, Clément Chantôme, Younousse Sankharé y Guillaume Hoarau). Es un grupo que parece contar con el potencial suficiente para instalarse de forma duradera entre los ocho primeros de la Ligue 1. Sin embargo, en París, las cosas nunca resultan tan sencillas...

El estadio
Inaugurado el 4 de junio de 1972, el Parque de los Príncipes siempre ha sido un avanzado a su época. Como consecuencia, mientras que Francia se ha embarcado en un gran proyecto nacional de renovación de sus estadios, el recinto de la Puerta de Saint-Cloud parece beneficiarse aún de su modernismo. Durante mucho tiempo fue también el escenario de los partidos de la selección francesa.

Concebido por el arquitecto Roger Taillibert y construido en un único bloque de hormigón, presenta la particularidad de parecerse a una cubeta, de modo que el ambiente puede llegar a ser impresionante en función de la resonancia de los cánticos. En las noches de las grandes citas, es posible sentir cómo la estructura ondula bajo el peso de los saltos de los aficionados. Con un aforo de 48.712 plazas de asiento, el Parque de los Príncipes recibe una media de 43.000 espectadores esta temporada, y en ocasiones también alberga conciertos.