Un poco de historia
El Flamengo, primer club brasileño que conquistó, en 1981, la Copa Toyota con su nuevo formato, es el abanderado de las clases populares no sólo de Rio de Janeiro, sino también de todo Brasil. Según un ex entrenador, Júlio César Leal, lo apoyan "treinta millones de pobres".

Desde su fundación, allá por 1895, Flamengo se esgrimió en uno de los equipos más populares del mundo y conoció la gloria de la mano de futbolistas de la talla de Junior, Zico y Romario, entre otros. No obstante, la década del 90' marcó un punto de inflexión en la institución, que ya no cuenta con tantas estrellas pero continúa manteniendo en vilo a la afición más numerosa del país. En 2006, tras varios años de sinsabores, el equipo se reencontró con la gloria al adjudicarse la Copa de Brasil.

El concepto de superación siempre ha caracterizado la historia del Flamengo, un club nacido pobre el 17 de noviembre de 1895 en el 22 da Praia do Flamengo, y que llegó a la cima del mundo a fuerza de voluntad y pasión. La casa en la que se fundó el club fue rebautizada posteriormente como "República de Paz y Amor", algo bastante innovador en 1920.

El Club de Regatas Flamengo - ése es su nombre oficial - fue fundado por quince remeros, ocho de los cuales acababan de sobrevivir milagrosamente a un naufragio, y no se dedicó al fútbol hasta 1911. Disputó su primer partido el 3 de mayo de 1912, contra el club deportivo de Mangueira (16-1).

Desde esa fecha Brasil vive al ritmo de los "súper clásicos" entre Fla (Flamengo) y Flu (Fluminense), el club de las clases medias y acomodadas, antaño gran amigo y hoy acérrimo rival. Cuando ambos equipos se enfrentan, la vida se detiene en Rio y en todo el país. Reina entonces un ambiente digno de los mejores momentos del carnaval. Es una auténtica fiesta del fútbol, llena de color y desbordante de pasión.

A pesar de haber perdido el primer clásico (2-3), el 7 de julio de 1912 ante 800 espectadores en el estadio de Gavea, el Flamengo compensó con creces ese tropiezo y exhibe ahora un palmarés digno de elogio.