Una huella en la historia del deporte rey
© Getty Images

Como todos los años, numerosas personalidades del mundo del fútbol —jugadores, entrenadores, directivos o periodistas— nos han dejado. FIFA.com rindió homenaje en su momento a cada uno de ellos, pero el fin de año es la ocasión de recordar a los más conocidos.

Los entrenadores han pagado un elevado tributo este año, en el que se despidió el serbio Miljan Miljanic, quien había dirigido a Yugoslavia y al Real Madrid, además de ocupar el puesto de Presidente de la Asociación Yugoslava y de la de Serbia y Montenegro desde 1993 hasta 2001. Murió el pasado mes de enero, a los 81 años. El ex Presidente de la Asociación Congoleña de Fútbol entre 1979 y 1987 y posteriormente de 1992 a 2006 y miembro del Comité Ejecutivo de la CAF (1992-2006) Sylvestre Mbongo falleció en febrero, con 70. En África era considerado “un baobab del fútbol congoleño”.

Alketas Panagoulias, ex seleccionador de Estados Unidos (1983-85) y de Grecia, nos dejó a los 78 años, al igual que el francés Antoine Redin, de 1970 a 1980 técnico del AS Nancy-Lorraine, donde dio la alternativa a Michel Platini, actual Presidente de la UEFA.

Una de las figuras del fútbol egipcio, Mahmoud el Gohary, murió a los 74 años. Había clasificado a los Faraones para la Copa Mundial de la FIFA Italia 1990™, tras 56 años de ausencia en esta competición. El ex seleccionador de Senegal Pape Diop, por su parte, había conducido a los Leones de la Teranga a la Copa Africana de Naciones Egipto 1986, torneo que llevaban 18 años sin disputar. John Bond, defensor del West Ham durante 16 temporadas y 400 partidos y entrenador del Manchester City, expiró con 79 años.

También se han ido futbolistas, algunos incluso todavía en activo, como el centrocampista del Livorno Piermario Morosini, de 25 años, que se desplomó a la media hora de juego de un encuentro en Pescara y ya no pudo ser reanimado. El sueco Victor Brannstrom, de 29, acababa de marcar con el Pitea contra el Umedalen en un partido de la segunda división de su país cuando cayó al suelo. Ambos sufrieron sendos paros cardíacos. El guardameta Miguel Calero, internacional en 50 ocasiones, desapareció a los 41 años, víctima de un accidente vascular cerebral. Será recordado como una de las grandes figuras del Pachuca mexicano, con el que conquistó diez títulos entre 2000 y 2011.

Entre los ex jugadores, hay que señalar los fallecimientos del mítico polaco Wlodimierz Smolarek, participante en dos Copas Mundiales de la FIFA, a los 54 años, y del español Marcos Alonso Imaz, “Marquitos”, con 78, uno de los legendarios integrantes del inolvidable Real Madrid de los decenios de 1950 y 1960, que ganó cinco Copas de Europa de Clubes Campeones consecutivas. Unos meses más tarde le acompañaron su ex compañero y defensor Rafael Lesmes, de 85 años, y el delantero Armand Penverne, que había sido su adversario en dos finales con el Stade de Reims. El alemán Helmut Haller actuó en tres Copas Mundiales de la FIFA, y marcó el primer gol de la final de 1966 contra Inglaterra. Posteriormente devolvería el balón de aquel partido a Geoff Hurst, autor de una tripleta. Félix Miéli Venerando, más conocido como Félix, arquero de la selección brasileña campeona del mundo en México 1970, murió a los 74 años, como consecuencia de un enfisema pulmonar.

Otro gran campeón, el potente delantero italiano Giorgio Chinaglia, falleció a los 65 años. Había alcanzado la gloria en 1976 con el Lazio y jugó luego junto a Pelé en el New York Cosmos, cuando estaba aún en su mejor momento, como demostraron sus 242 goles en 254 partidos.

También nos han dejado otros dos legendarios artilleros del fútbol africano: el nigeriano Rasheed Yekini, máximo goleador de la historia de las Súper Águilas (37 tantos en 58 encuentros) y pieza esencial del combinado que ganó la Copa Africana de Naciones 1994 y obtuvo a continuación la primera clasificación de su país para una Copa Mundial de la FIFA, la de Estados Unidos; y el senegalés Jules Bocandé, fallecido tres días después, a raíz de un accidente cardiovascular. Vistió los colores de los Leones de la Teranga 73 veces, y firmó 20 dianas entre 1979 y 1993. Entrenó además a su selección entre 1994 y 1995, y la condujo a los cuartos de final de la Copa Africana de Naciones 1994.

Entre los directivos, Gérard Enault, que fue Director General de la Asociación Francesa de Fútbol y miembro del Consejo de Mercadotecnia y Televisión de la FIFA de 1998 a 2005 y luego de la Comisión de Medios Informativos de 2008 a 2009, desempeñó un papel fundamental en la promoción y el desarrollo del fútbol y sus valores. El inglés Jack Taylor murió a los 82 años, tras dirigir más de mil encuentros, y será siempre recordado como el árbitro de la final de la Copa Mundial de la FIFA 1974.

Por último, Francia perdió a su más fiel seguidor, el periodista Thierry Roland, fallecido a los 74 años, 14 después de haber exclamado, en la tarde de la final de la Copa Mundial de la FIFA 1998, cuando la selección francesa se impuso a la brasileña: “Después de ver esto, ya puedo morir”.