Aparece con una gorra en la cabeza, relajado y sonriente. La playa de Manhattan Beach, al sur de Los Ángeles, se encuentra 50 metros más abajo. “Para mi familia, aquí se está ideal", resalta ante la grabadora de FIFA.com. Desde 2008, Alexi Lalas, padre de familia y analista estrella en la cadena de televisión ESPN, vive el mundo del fútbol de otra manera.

El ex presidente del Galaxy de Los Ángeles, primer futbolista estadounidense en jugar en la Serie A italiana, y rockero neo-hippie que alcanzó el estrellato en la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994 (“cambió mi vida”, asegura), es el mejor embajador posible de la Major League Soccer. Ya sea sobre el terreno de juego, entre bastidores o detrás del micrófono, lleva acompañando su desarrollo desde 1996. Algo que realiza con pasión y carisma, pero sin tomarse “nunca en serio”, precisa Lalas, quien se define a sí mismo como un “hombre ligado al mundo del espectáculo”.

Recuerdos y más recuerdos
“Soy el ejemplo vivo del poder que puede ejercer una Copa Mundial sobre un individuo”, reconoce el ex defensa central de la selección estadounidense. En aquella cita casera de 1994, en un país sin liga profesional por entonces, el barbudo guitarrista de pelo largo simbolizaba la despreocupación de un equipo de amigos. “Sin ese verano, ahora no estaría aquí hablando con usted. Me abrió muchísimas puertas. Es la prueba de que a veces, sin ser el mejor jugador, con visión de la jugada y sentido de la oportunidad puedes conseguir grandes cosas”. El que fuera elegido mejor futbolista estadounidense de 1995, titular en los 4 encuentros jugados por las Barras y Estrellas en Estados Unidos 1994, regresaría a la máxima competición futbolística cuatro años más tarde, en Francia 1998. Pero allí no llegó a jugar ni un minuto.

Entre las dos citas mundialistas, Lalas se marcó una bonita aventura en Italia entre 1994 y 1996. En el Padua, en la Serie A, disputó 33 partidos en la campaña 1994-1995 y metió 3 goles, 1 de ellos contra el Inter de Milán. “Junto con el Mundial, es mi mejor recuerdo como futbolista. Estoy orgulloso de haber sido el primero. Yo abrí el camino; y cuando hoy, casi 20 años después, veo a Michael Bradley en el Chievo, me digo a mí mismo que he conseguido algo extraordinario. Sobre todo, allí me convertí en mejor persona, y eso es aún más importante para mí”, explica Lalas.

Después de su buena temporada en el calcio, Lalas fue fichado por el Revolution de Nueva Inglaterra. Sin embargo, al final se quedó otros nueve meses en el Padua, porque la MLS se vio obligada a aplazar su estreno un año. Doce meses después, a la segunda fue la vencida. Y ahora que han pasado 15 años largos, el ex cantante y guitarrista del grupo de rock Gypsies se enorgullece de haber vivido la historia en directo: “Había grandes probabilidades de volver para el comienzo de esa nueva liga. Estoy orgulloso de ese regreso en 1996”.

A continuación le tocó vivir múltiples cambios de equipo y, finalmente, tras un par de años sabáticos, otras tres campañas en el Galaxy de Los Ángeles como epílogo. Precisamente, el mismo conjunto donde en 2008, cuatro años después de su retirada como jugador, puso el punto y final a su carrera de directivo. “Estoy orgulloso de lo que hice allí cuando era presidente. Había que cambiar el ADN del club, volver a crearle una nueva identidad tras la llegada de Beckham, en la que yo trabajé. El Galaxy tenía que conseguir cambiar su percepción por parte del público estadounidense y también en el ámbito internacional”.

Una carrera movida
"No me arrepiento de nada; viví experiencias fantásticas. Me ayudó a tener otra perspectiva, y eso me sirve hoy, como comentarista, para comprender decisiones que el público no puede entender”. En sus cuatro años como directivo, en San José, Nueva York y por último Los Ángeles, Lalas vivió una carrera de director deportivo bastante movida. Entre un traslado, una recompra y “el huracán Beckham”, nuestro protagonista reconoce haber “cometido errores”. “Pero aprendí muchísimo”, añade.

Desde 2008, el campeón de la MLS 2002 ejerce como comentarista en ESPN, que retransmite la MLS pero también el fútbol de otros rincones del planeta. “Me encanta esa posibilidad de divertir y de ser una voz. Me lo tomo muy en serio pero siempre disfrutándolo, porque también es mi trabajo y me gusta”, destaca.

El que tenga que pasarse tres días a la semana en la costa Este, en los estudios de la cadena deportiva situados en el estado de Connecticut, no es ningún problema. “Para mi familia, este nuevo oficio supone menos estrés y pasar más tiempo con ella”. Y también más tiempo para la música, la otra gran pasión de Lalas: “He hecho giras y he grabado discos. Fueron grandísimas oportunidades, pero incluso hoy, sin todo eso, sigo tocando y grabando en mi casa. Llevo la música dentro; nací con ella”. Y el fútbol en Estados Unidos lo hizo con él…

Alexi Lalas
Posición: Defensa Central
Clubes: Calcio Padova (1994-1996), New England Revolution (1996-1997), CS Emelec (1997), New-York Metro Stars (1998-1999), Kansas City Wizards (1999), Los Angeles Galaxy (2001-2004).
Selección nacional: 96 partidos (9 goles)
Principales títulos: Mejor jugador del Año en EEUU (1995), Campeón de la Major League Soccer (2002), Campeón de la Lamar Hunt U.S Open Cup (2001), Premio Supporter’s Shield of MLS (2002),