"Se nos criticó mucho por no llevar a Maradona al Mundial, pero lo considerábamos muy joven y teníamos a Kempes. Nuestro criterio de búsqueda estaba condicionado por la claridad que teníamos respecto a lo que estábamos buscando. Quien no sabe lo que busca nunca podrá encontrar nada. Tan mal no nos fue..."
César Menotti, entrenador de Kempes en Argentina 1978

"No descubro nada si digo que Mario fue un jugador importantísimo en la obtención de la Copa del Mundo. Teníamos un gran equipo, muy unido, pero él marcó la diferencia en los últimos metros. Fue de menor a mayor, y en la primera ronda no llegó a convertir, pero le decíamos que debía estar tranquilo. En Rosario comenzó a marcar y no paró hasta la final. Un monstruo".
Alberto Tarantini, compañero de Kempes en Argentina 1978

"En apenas una Copa del Mundo, demostró ser un jugador irresistible y de fenomenal confianza. En 1978, sólo algunas defensas encontraron la forma de controlarlo, y yo tengo el orgullo de pertenecer a una de ellas. Lo marcamos en zona con Christian Lopez, con quien nos repetíamos que se trataba de un jugador como cualquier otro para darnos confianza. Sabíamos que no podíamos dejarlo darse vuelta porque era letal frente al arco. Tenía mucha potencia".
Marius Trésor, jugador francés en Argentina 1978

"Conocí a Kempes durante el Mundial de 1978 y aún hoy seguimos en contacto. Fue un jugador fantástico de una potencia sin igual. Argentina le debe gran parte de aquel título".
Antonio Cabrini, jugador italiano en Argentina 1978

"Mario es un fenómeno como tipo y como jugador. Todos le estamos muy agradecidos por lo del 78 y está bien; pero hemos sido muy desagradecidos con él, que fue el goleador y el alma de ese equipo. Se merece un homenaje de la Argentina. Lo amo".
Diego Maradona