Abu Dhabi es la capital federal de Emiratos Árabes Unidos. El emirato disfruta todo el año de un sol radiante, playas inmaculadas, espectaculares dunas y un estilo de vida cosmopolita. Edificios históricos, emocionantes atracciones y actividades, y un calendario lleno de eventos de gran relevancia tanto en el deporte, como las artes y la cultura en general, hacen de esta ciudad un destino único.

Además, está llena de historia, puesto que se han encontrado evidencias de asentamientos humanos en la zona que se remontan a, al menos, 7.000 años. La cultura y las tradiciones ocupan un papel importante en la historia de Abu Dhabi, de ahí el interés en la conservación y preservación de su patrimonio.

Pero este emirato, convertido desde hace años en una de las zonas de mayor producción de petróleo, es también en uno de los destinos turísticos y deportivos de mayor y más rápido crecimiento del mundo.

A ello contribuyen sin duda atracciones como las Islas Desiertas, un destino turístico multiexperimental enfocado a los amantes de la naturaleza; o el Distrito Cultural de la Isla Saadiyat, un proyecto único que aglutinará delegaciones de museos tan prestigiosos como el Louvre o el Guggenheim en edificios diseñados por arquitectos del prestigio de Jean Nouvel, ganador del prestigioso Premio Pritzker de Arquitectura, o de Frank Gehry.

En el plano deportivo, Abu Dhabi es el hogar de clubes tan populares en la región como el Al Wahda, el Al Jazira, el Al Dhafra  o el Bani Yas. La Liga de los Emiratos Árabes Unidos, de hecho, es la primera del ranking de competiciones de clubes de la AFC en este 2017.

Y Abu Dhabi cuenta con varios estadios de primer nivel, como el estadio de la Ciudad Deportiva Zayed, donde se jugaron partidos de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2003, de las Copas Mundiales de Clubes de la FIFA de 2009 y 2010, y de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013; el Estadio Mohammed Bin Zayed, que acogió partidos de los Mundiales de Clubes de 2009 y 2010; y el Estadio Al Nahyan, sede de partidos de la primera fase del Campeonato Mundial Juvenil de la FIFA en 2003.