“Estoy muy contento, por supuesto. Ha sido un partido difícil, porque el Hiroshima es un buen equipo, y está muy bien organizado. Empezamos muy fuerte, pero después de adelantarnos aflojamos el ritmo y perdimos la confianza. El Hiroshima es especialmente peligroso por las bandas, por eso indiqué a mis jugadores que debían cerrar los espacios en los extremos. Además di entrada a Mohamed Aboutrika para reforzar nuestro ataque. En la segunda parte estuvimos más activos al subir al ataque, y en mi opinión esta victoria es merecida”, Hossam el Badry, entrenador del Al Ahly.

“En la segunda parte perdimos la concentración, el equipo estaba cansado. Aun así, conseguimos crear varias buenas ocasiones, pero por desgracia no supimos aprovecharlas. Ahora nos prepararemos lo mejor que podamos para el partido por el quinto puesto contra el Ulsan Hyundai. Queremos seguir jugando bien en este torneo internacional. Hemos acumulado mucha experiencia, y muy valiosa, ante rivales físicamente fuertes, y hemos visto que somos capaces de competir con ellos”, Hajime Moriyasu, entrenador del Sanfrecce Hiroshima.