“Estamos decepcionados por la derrota. No hicimos un mal partido, pero perdimos la concentración en ciertos momentos. Al principio de la segunda parte concedimos dos goles en pocos minutos, y el equipo ya no pudo recuperarse de tal varapalo. El Chelsea fue un rival complicado y no nos permitió hacer nuestro fútbol. Sabíamos que para ganar teníamos que hacer un partido perfecto, pero, por desgracia, no lo hemos conseguido. Ahora queremos ganar al menos el partido por el tercer puesto”, Víctor Vucetich, entrenador del Monterrey.

“Hicimos un buen partido, con un ritmo alto, mucha movilidad y goles bien trabajados frente a un rival muy organizado. Estoy muy satisfecho con la actuación de mi equipo. De todas formas, el próximo partido será otra historia, porque se trata de una final y puede pasar cualquier cosa. El Corinthians es un bloque muy compacto con una gran capacidad de trabajo y buenos jugadores. Será complicado, pero nos prepararemos a conciencia y estaremos listos”, Rafael Benítez, entrenador del Chelsea FC.