El CF Monterrey alcanzó el mejor registro para un equipo mexicano en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA al derrotar 2-0 al Al Ahly egipcio y adueñarse del tercer puesto. Los Rayados, que igualan así la campaña de Necaxa en 2000, festejaron el 16 de diciembre en Yokohama gracias los tantos de Jesús Corona y César Delgado.

El segundo gol de Corona en el certamen llegó en una jugada accidentada luego de que Mahmoud Abou El Seoud y Sayed Moawad, desesperados por despejar, chocaran entre sí y dejaran el balón servido en la boca del arco (0-1, 3’). Esa acción resultó un fiel reflejo de lo que sería esa primera mitad, sin mayor intensidad y con pocas situaciones de riesgo. Apenas un cabezazo de Emad Meteab al poste y otro desviado de Mohamed Aboutrika, que buscaba convertirse en el máximo anotador en la historia del certamen, sacudieron a los aficionados antes del descanso.

Los egipcios se adueñaron del balón en el complemento, monopolizaron el juego y estuvieron cerca de igualar, pero chocaron con una inspirada tarde de Jonathan Orozco en el arco mexicano. El portero se lo tapó primero a Aboutrika y luego volvió a lucirse, esta vez ante una media vuelta del ingresado Elsayed Hamdi.

La desesperación pasó precio al Al Ahly, que se volcó en ataque y descuidó su última línea. El encargado de aprovecharlo fue César Delgado, quien definió sutilmente una buena contra encabezada por Neri Cardozo (0-2, 66’). El tanto, tercero en la cuenta del argentino, terminó con la insistencia del conjunto africano, que debió conformarse finalmente con la cuarta colocación en el campeonato. Monterrey, merecidamente, era dueño ya del último lugar disponible en el podio de Japón 2012.