Con un sufrimiento indecible y bajo una lluvia torrencial, Cruz Azul se clasificó a las semifinales de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2014 al vencer al Western Sydney Wanderers, de Australia, por 3-1 en el tiempo suplementario tras igualar 1-1 en los 90 minutos. El partido se jugó el sábado 13 de diciembre de 2014 en el Complexe Sportif Prince Moulay Abdellah, de Rabat.

La Máquina encontró in extremis premio a su constancia, a ir e ir en busca del área australiana: logró igualar muy cerca del final del encuentro gracias a un penal ejecutado por Gerardo Torrado (89', 1-1). Antes, había generado numerosas situaciones como para ponerse en ventaja primero y después igualar, pero las manos del arquero Ante Covic y algunas salvadas milagrosas de los defensores australianos cerraron los caminos hasta que apareció el capitán para mandar el duelo al alargue tras la falta dentro del área a Marco Fabián.

Fue un respiro en medio del temporal, el que caía desde el cielo de la capital marroquí y el que se avecinaba si finalmente hubiese sido derrota y eliminación, pero Cruz Azul puede sonreir. Con esfuerzo pero también fútbol logró sobreponerse al juego compacto, muy físico y táctico, que ya le había dado resultados al Western WS en la Liga de Campeones asiática.

Constancia y superación
Ese aprovechamiento casi integral de las ocasiones puso a los australianos en camino de una clasificación histórica. Un rebote desafortunado cayó en el botín derecho del italiano Iacopa La Rocca, que remató cruzado desde unos 20 metros y la clavó abajo, inalcanzable para José Corona (65', 0-1).

Los mexicanos que había hecho un aceptable primer tiempo, tuvieron que poner en movimiento a sus mejores valores. Comenzaron a machacar el arco australiano y les vino bien la expulsión de Spiranovic en el minuto 75. Igualaron y, en el suplementario, fueron inmensamente superiores. La resistencia del Western WS tenía que ceder, sobre todo tras quedarse con nueve por la expulsión de Topor-Stanley, y finalmente sucedió. Mariano Pavone rescató un rebote de Covic en el área chica y se fue a zambullirse a uno de los charcos del cosado (108', 2-1). El segundo penal de Torrado sólo dio cifras definitivas (118', 3-1) a un duelo que se había definido ya con el tanto del argentino. 

El Cruz Azul jugará en Rabat el martes 16 de diciembre ante el Real Madrid por las semifinales del torneo.