“Soy el hombre más feliz del mundo, porque hemos superado todas las dificultades. La mitad del equipo son amateurs y la otra mitad profesionales, pero aun así no hemos perdido ningún partido. Merecemos de sobra esta clasificación, porque hemos estado fantásticos desde el principio hasta el final. Espero que esta actuación tenga un impacto positivo sobre el fútbol neozelandés. Pasamos por momentos difíciles, como el primer partido, contra el Moghreb de Tetuán, que era a todo o nada. Luego intentamos estar a la altura. Nadie hubiera apostado por nosotros para terminar terceros. Es un honor. Tampoco me olvido de dar las gracias al público local, que nos ha animado durante todo el torneo. Espero que el fútbol marroquí tenga más suerte en las próximas ediciones”. Ramón Tribulietx, entrenador del Auckland City.

“Ha sido un partido equilibrado, aunque en la segunda parte dominamos nosotros. Nos fuimos hacia arriba, pero los hombres de ataque no consiguieron transformar las ocasiones. El Auckland City tiene un gran portero, que cumplió su función brillantemente. Lamento que no hayamos conseguido el tercer puesto, pero la suerte no nos acompañó en la tanda de penales. Me ha impresionado la forma física y mental de los jugadores del Auckland City, a pesar de haber encadenado varios partidos. Son unos futbolistas excepcionales, estaría encantado de tenerlos en mi equipo. Felicito a nuestros adversarios por esta tercera posición, porque la merecen con creces”. Luis Fernando Tena, entrenador del Cruz Azul.