Alentados siempre por una hinchada incansable y con un doblete del brasileño Douglas, el Sanfrecce Hiroshima venció por 2-1 al  Guangzhou Evergrande y se quedó con el tercer puesto de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2015 en un encuentro jugado el domingo 20 de diciembre en el estadio internacional de Yokohama.

El campeón asiático pegó primero y muy rápido. El brasileño Elkeson cabeceó hacia el arco, Takuyo Hayashi rechazó hacia el medio y le quedó a Lin Gao. Su remate encontró en el camino a Paulinho, que solo desvió la trayectoria con un cabezazo suave y festejó alzando la camiseta de su compañero Zou Zheng, gravemente lesionado en la semifinal ante el FC Barcelona (0-1, 4’).

A partir de allí, el dominio fue totalmente violeta, aunque la recompense del empate no llegaría hasta el segundo tiempo. En la primera parte, Mikael Mikic, Hisato Sato, Kohei Shimizu en dos oportunidades y Takuya Marutani tuvieron el empate. Otra vez, como en cada presentación en el Mundial del Guangzhou, el arquero Li Shuai se destacó con grandes paradas.

La cabeza de Douglas
En la segunda parte, después de haber sufrido solo con un tiro en el poste tras un rebote, el Sanfrecce intensificó su dominio y justificó la victoria. El oportunismo de una de sus estrellas, el Douglas, que ingresó en el segundo tiempo, hizo que el campeón japonés se amigara con la red.

Primero ante la falla de un defensor tras un corner. El 9 estaba donde tenía que estar y cabeceó solo dentro del área chica (1-1, 70’). Luego, para aprovechar el rebote corto en el travesaño de un frentazo de Takuma Asano. Douglas, sin nadie a la vista, dio el pase a la red (2-1, 83’).

El pitazo final desató el grito de júbilo en el estadio y la ronda de festejo entre todos los jugadores del Sanfrecce, que salva el orgullo japonés con su mejor actuación en el certamen.