Si bien una de las claves del éxito del Monterrey en los últimos tres años ha sido la continuidad y la confianza en la plantilla de jugadores, las contadas incorporaciones han servido para consolidar al equipo torneo a torneo. De entre estos refuerzos puntuales, destaca inmediatamente el internacional argentino César Delgado. 

Pilar fundamental de los Rayados de cara a su segunda participación en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA gracias a su visión de juego y su habilidad para generar notables asistencias, el Chelito habló en exclusiva con FIFA.com sobre las lecciones aprendidas el año pasado en Japón, las expectativas en esta nueva aventura mundialista y los objetivos que se han puesto los dirigidos por Víctor Manuel Vucetich. 

César, en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA de 2011 llevaba apenas 5 meses con el equipo, de cara a esta nueva aventura, ¿cómo se siente en el tema de la adaptación? 
Me siento muy bien. Es verdad, por ahí el año pasado llegué en un momento donde no conocía muy bien a los compañeros. Hoy por hoy me siento muy bien, adaptado al grupo; ya los conozco bien. Nery Cardozo y José María Basanta me ayudaron, son grandes personas, me hicieron adaptarme rápidamente al equipo, tengo sólo palabras de agradecimiento para ellos. 

A un año de la primera experiencia en Japón y con los análisis sobre ella realizados, ¿qué cree usted que tengan que mejorar de aquella ocasión?
Siempre hay cosas por mejorar. Siempre hay algo por corregir, por trabajar. En todos los aspectos: mental y táctico. De esto último se va a encargar el entrenador. De nuestra parte está hacer lo que él pida y seguir mejorando como equipo, como en el partido ante el Kashiwa que lo tuvimos y no supimos concretar las oportunidades. Al final nos fuimos a penales -que todos sabemos son una lotería- y perdimos. Fue una experiencia muy linda la de Japón; si bien nos quedamos en el camino, esperamos en el próximo Mundial llegar lo más lejos posible, que es la final y ganarla.

Pensando en los posibles rivales en esta nueva edición, usted ha tenido experiencia en México y en Europa, ¿qué diferencias encuentra entre el fútbol mexicano y el del Viejo Continente
Aunque muchos piensan lo contrario, en realidad hay muy poca. Las que puedo ver o percibir es el de los diferentes tipos de canchas. Acá en México son de pasto alto y no se moja el césped antes de jugar. Allá es completamente distinto, se riega antes del partido y se juega a otro ritmo. Hay jugadores que vinieron de Europa y no pudieron adaptarse a lo que pasa acá, por la altura, el calor, los horarios; pero en realidad esas son las pocas que puedo percibir.

Teniendo en cuenta de que en esta campeonato hay representantes de todas partes del mundo y que en el 2005 fue subcampeón de la Copa FIFA Confederaciones, ¿qué puntos considera que son importantes en estos torneos donde existe tanta variedad de estilos? 
Es importantísima la concentración dentro del campo de juego. Estar atento hasta al más mínimo detalle para no verte sorprendido en ninguna circunstancia. Hay que jugar como equipo todo el tiempo y apretar en todos los sectores del terreno. 

Ahora que mencionamos a la selección argentina, ¿le gustaría volver a ponerse la Albiceleste
Me encantaría. Lo veo muy difícil, muy complicado. Hay grandes jugadores, eso lo sabemos todos. Por ahí también se hace muy difícil estando en el fútbol mexicano porque muchos no lo voltean a ver; no sé por qué razón, pero me ha tocado estar acá en el fútbol mexicano y jugar en la selección con Marcelo Bielsa. Pero bueno, uno nunca pierde la ilusión de poder estar. Hay que mantenerse en un nivel alto, así que todos los días trabajo para estar en ese nivel. 

A mucha gente le llama la atención y admira la forma de trabajar de Marcelo Bielsa. Ahora que lo cita, ¿qué opinión tiene de él?
Yo aprendí muchísimo con él. Es un grande, un capo. Es un perfeccionista del fútbol, quiere que todo salga derechito, todo parejo, a la perfección. Para mí es el mejor entrenador que tuve. De lejos. 

Para despedirnos, y retomando Japón 2012, ¿están para regresar a casa con el título? 
Sí, esa es la ilusión de todos. Hay un gran plantel, un gran equipo. Todos queremos trascender en este torneo. Sabemos de la importancia que tiene, de los grandes equipos que están ahí, entonces el objetivo principal es llegar a la final y ganarla. Esperamos nosotros alcanzar lo que otros equipos del área de CONCACAF no han alcanzado. Ese es la meta final y esperamos cumplirla. Queremos destacar en esta nueva aventura, que para el club y para nosotros como jugadores es importantísima.