El Sanfrecce Hiroshima se convirtió en el último clasificado para la inminente Copa Mundial de Clubes de la FIFA al adjudicarse la J.League el sábado 24 de noviembre.

En la anteúltima fecha del torneo, los flamantes campeones golearon 4-1 al Cerezo Osaka y se volvieron inalcanzables para Vegalta Sendai, que queda ubicado a cuatro unidades de la cima con apenas un partido por disputarse.

El campeón japonés representará al país anfitrión en el máximo torneo de clubes, en el que debutará el próximo 6 de diciembre frente al Auckland City en Yokohama.

Al-Ahly, Chelsea, Corinthians, Monterrey y Ulsan Hyundai también se han clasificado para la Copa Mundial de Clubes que finalizará el 16 de diciembre.