El Corinthians, flamante campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, es el miembro más reciente de un selecto grupo de equipos que han tenido el honor de llevar el escudo de campeón del mundo de la FIFA. El Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, lo ha entregado de manera simbólica a su entrenador, Tite, tras la victoria de los campeones sudamericanos sobre el Chelsea FC en la final disputada el domingo 16 de diciembre. Y lo lucirá a partir de ahora en sus camisetas en todos los partidos oficiales que juegue hasta la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2013.

El escudo, que muestra una imagen del trofeo de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA y el texto “FIFA World Champions 2012”, servirá para recordar el exitoso año de 2012 que ha protagonizado el equipo brasileño, al adjudicarse la Copa Libertadores en julio y proclamarse luego campeón del mundo en Tokio.

El Corinthians toma así el relevo al FC Barcelona, que ha engalanado su elástica con este símbolo en dos ocasiones, tras ganar las ediciones de 2009 y 2011. El escudo se introdujo por primera vez en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2007, y ya han tenido el honor de añadirlo a sus equipaciones AC Milan, Manchester United y F.C. Internazionale Milano.

El escudo de campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA es una de las diversas insignias que se entregan a los vencedores de torneos de élite de la FIFA. El primer equipo al que se recompensó con la insignia de campeón de la Copa Mundial de la FIFA™ fue la selección masculina italiana, campeona de la cita mundialista de 2006, y le siguió la española, después de su triunfo en Sudáfrica.

El combinado femenino alemán también recibió un escudo de campeón en reconocimiento a la gloria conquistada en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™. Después llegaría el turno de la selección femenina japonesa, campeona de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011.