La final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012 ha estado precedida por un "Momento de Esperanza", una conmovedora salva de aplauso en homenaje a todas aquellas personas que sufren en el mundo.

Jugadores, aficionados y autoridades se sumaron a la ovación, que tuvo lugar justo antes de que Chelsea y Corinthians entablaran el partido cumbre del torneo en el Estadio Internacional de Yokohama.

El "Momento de Esperanza" llegó a raíz de una invitación a una demostración de unidad y camaradería por parte de la hermandad futbolística.

"Pese a las dificultades y los desafíos de la vida, el fútbol une a la gente de todo el globo a través de la amistad, el respeto y el juego limpio", manifestó el anuncio transmitido por los altavoces del recinto lleno a rebosar. "Transmitamos un mensaje de esperanza y empatía al mundo poniéndonos en pie y aplaudiendo en este "Momento de Esperanza" en honor de todas las personas que sufren en el planeta, para hacerles saber que la comunidad del fútbol está con ellas y unida por un voto unánime de solidaridad".