La Universidad de Chile logró una agónica clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores después de empatar 1-1 ante el Libertad paraguayo e imponerse por 5-3 en la fatídica tanda de penales. Los universitarios se enfrentarán ahora al Boca Juniors argentino, que eliminó al Fluminense brasileño.

Marcelo Díaz marcó el gol de la U y el zaguero azul Osvaldo González anotó en su propio arco el tanto del empate. En los penales, la Universidad de Chile transformó sus cinco lanzamientos y el arquero Johnny Herrera intervino providencialmente para detener un tiro de los paraguayos.

Estilos frontales
La U empezó el choque fiel a su estilo, con el balón bajo control y las líneas muy juntas para tejer combinaciones y acercarse al arco del cuadro paraguayo, bien armado en la zaga y dispuesto a salir con raudos contraataques.

Pasado el primer cuarto de hora de juego, una buena combinación entre el argentino Gustavo Lorenzetti y Angelo Henríquez culminó con una falta de Cristian Nasuti al joven delantero universitario en el borde del área que dio pie al primer gol.

Marcelo Díaz, sagaz como pocos, picó el balón suavemente a ras del césped, por debajo los pies de los jugadores del Libertad que formaban la barrera, ante la mirada atónita del arquero del equipo paraguayo.

El duelo parecía en una situación inmejorable para la U, aunque su rival no se arrugó y en el minuto 22 llegó el tanto del empate través de una jugada a balón parado, la principal arma del Libertad.

Los visitantes colgaron una pelota al área desde la línea de tres cuartos y el defensa de la U Osvaldo González la mandó de un cabezazo al fondo de su propia portería en un intento por despejar.

La U se resintió del mazazo y perdió ritmo y frescura, situación que aprovechó el Libertad para crear más peligro, sin perder nunca el orden en la retaguardia.

También a los penales
En la segunda mitad la U siguió buscando el campo contrario pero se estrelló una y otra vez contra el muro paraguayo, que tejió una telaraña imposible para los centrocampistas azules.

En el minuto 73, Marcelo Díaz chutó una falta desde una posición similar a la del primer gol. Esta vez el balón buscó la escuadra pero fue rechazado por el portero con la ayuda del larguero.

Tres minutos más tarde el portero Muñoz salvó de nuevo al Libertad al despejar con una gran estirada un tiro raso y colocado del argentino Matías Rodríguez.En el tiempo de descuento antes de los penales, Pablo Velásquez conectó un potente cabezazo que Johnny Herrera rechazó de forma milagrosa en la primera ocasión en la que fue exigido de verdad.

En la lotería de los penales, la U ejecutó sin fallo sus cinco lanzamientos y Herrera atajó el tiro de Víctor Ayala para dar la clasificación a su equipo.