Las caras de los jugadores de Cruz Azul al salir del vestuario tras perder por penales el tercer puesto de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2014 eran descriptivas del momento: gestos serios, cabezas bajas, pocas ganas de hablar. Pero Christian Giménez, referente futbolístico del equipo, sí lo hizo con FIFA.com antes de entrar a ver la final entre el Real Madrid y San Lorenzo.

¿Qué reflexión puedes hacer de la actuación de Cruz Azul en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA?
Desastroso, hay que ser autocriticos y saber que no estuvismo a la altura del Mundial de Clubes. Esto fue un fiel reflejo de lo que fuimos a lo largo del semestre. Es lamentable y la responsabilidad es de todos nosotros. Fue un semestre muy malo, una vergüenza lo que tenemos todos de lo que vivimos.

¿Qué tan mal estaba el vestuario tras perder con el Auckland City FC?
Realmente sí porque vinimos con otra expectativa y quedar en cuarto lugar en un Mundial de Clubes en el que realmente buscamos ser más protagonistas... Nos quedamos mal porque no representamos bien a CONCACAF ni al fútbol mexicano y es una pena porque con el plantel que teíamos podíamos hacer algo más.

¿Cuáles fueron las principales razones para que las cosas no salieran como deseaban?
Por los tres mundiales que me tocó jugar, el análisis que hago es que nos tocó jugar el Mundial de Clubes no después de ser campeón de CONCACAF, que es cuando uno tiene el mejor rendimiento. Da la casualidad que en estos seis meses que tuvimos después de ganar la CONCACAF el equipo anduvo muy mal.

¿Al llegar a Marruecos se sentían bien, optimistas, pese al nivel de los últimos meses?
Nos sentíamos bien, trabajamos bien una semana en Marbella, el equipo estaba concentrado y metido. Ganamos el primer partido, que fue sumamente importante y después se todo se derrumbó anímicamente cuando tuvimos que enfrentar al Real Madrid. Yo creo que este equipo podía competir más.

¿Por qué crees que el semestre ha sido malo?
Hemos dejado de hacer cosas, desde el número uno hasta el 25. Todos dejamos de hacer cosas. Cuando ganamos, ganamos todos y cuando perdemos lo mismo. La responsabilidad va en todos. Tenemos que hacer una reflexión. Son experiencias de vida pero hoy hicimos un papelón en este Mundial de Clubes y realmente nos vamos muy dolidos.

¿Cómo se levanta la situación en 2015?
Vamos a ver. Muchos jugadores se van, otros se quedan. No tenemos muchos tiempo de trabajo y es una incertidumbre enorme. Tenemos una semana para trabajar y reflexionar y al que le toque quedarse en el club tiene que saber que tenemos que ser campeones muy pronto.